top of page
  • Foto del escritorMerche Toraño

Aquellas pioneras


Revolviendo entre esas cosas que guardamos con cariño para siempre en una estantería, me topé con un libreto cuya existencia casi olvidada me hizo pararme a reflexionar por enésima vez en la lucha de tantas y tantas mujeres que a lo largo de la historia donaron su tiempo, y algunas hasta su vida, por defender una condición de género igualitaria. .


Es una tarea de mi época universitaria, un ensayo sobre mujeres periodistas que vivieron en una época comprendida entre la Edad de Plata y 1936. Es la respuesta a un estudio serio y objetivo sobre la participación del periodismo ideológico femenino en la lucha, evolución y retroceso de los derechos y libertades de unas personas que tuvieron que ganar a pulso su visibilidad. La historia resumida de algunas de ellas está publicada en este blog de forma individual.


Recuerdo que, debido a la prevalencia masculina en los periódicos y revistas de esas épocas, me resultó muy laborioso encontrar artículos de prensa críticos escritos por mujeres nacidas en ese periodo de tiempo que acota ese trabajo, Para su formulación, marqué unos límites centrados exclusivamente en averiguar el mayor o menor esfuerzo que tuvieron que hacer para llegar a periodistas siendo mujeres y a la mentalidad masculina proclive a no cambiar su percepción sobre el sexo opuesto.  No menciono los obstáculos o críticas de la Iglesia en España contra el avance. femenino ya que encontré datos suficientes para un trabajo aparte. Para poder llegar a conclusiones, tuve que revisar multitud de publicaciones de esos años gracias a las cuales pude deducir que al ejercicio del periodismo femenino desde 1898 hasta 1936 no pudo acceder toda aquella mujer que lo hubiera deseado sino que para llegar a ello tuvieron que darse unas circunstancias concretas y bastante comunes entre todas ellas:


  • Partir de una familia acomodada por lo que eso conllevaba (facilidad para los costes de estudiar, relaciones parientes o amistades influyentes)

  • Militar o tener relaciones en asociaciones o movimientos de carácter político, que, en muchas ocasiones, tenían publicaciones propias

  • Los perfiles y escritos de estas mujeres demuestran claramente que su capacidad intelectual y cognitiva fue equiparable a la del hombre, y el compromiso que mostraron por defender sus derechos es una muestra de su fuerza. Las historias de sus vidas reflejan las consecuencias a que las condujeron la defensa y la divulgación de sus ideas de igualdad: seudónimos, destierro, incluso fusilamientos.

  • Aunque no se ha podido comprobar , de su trayectoria se deduce que en muchos casos el cambio de su nombre de pila por un seudónimo fue debida a su condición de mujer para así poder publicar lo que escribían sin ser relacionadas socialmente con su verdadera identidad o debido a su ideología, muchas veces de izquierdas. Los indicios señalan más al hecho de ser mujer ya que la mayoría siguieron utilizando el seudónimo incluso cuando la temática no era reivindicativa ("Colombine", Beatriz Galindo", "Carmen Moreno" o "Magda Donato").

  • También se pueden considerar pruebas de su capacidad y fuerza los contenidos de sus publicaciones en los periódicos. Las que pudieron seguir "contando" supieron, además, adaptarse a los cambios políticos. Aunque su espíritu les pidiera beligerancia. tuvieron la capacidad de ser sutiles en sus escritos, incluso dedicar muchos a la parte socialmente más frívola de los condicionantes femeninos cuando las circunstancias político-sociales no les permitieron otra cosa. La influencia de hacer periodismo relacionado con la fecha histórica, se hace patente, por ejemplo, en los giros temáticos de Carmen de Burgos o la oposición a los convencionalismos represivos por condición de género que hasta llevó a algunas a militar en partidos de izquierdas, más permisivos en alguna época con las aspiraciones de ellas. También es fortaleza la dignidad con que llevaron el exilio las que sobrevivieron a los castigos más duros que el bando de Franco infringió a las más "díscolas" y su posterior vuelta a España cuando la ocasión lo permitió.


Al margen de otros foros que fueron importantísimos en la lucha por los derechos de la mujer, el esfuerzo hecho por las primeras periodistas para ejercer la profesión fue fundamental para favorecer una mayor divulgación de las demandas femeninas y para animar a otras a formarse como profesionales en el mundo de la información. Gracias a esa valientes pioneras se pudieron ir advirtiendo en los periódicos más publicaciones de carácter ideológico creadas por mujeres. Fueron ellas las que lo consiguieron porque, en general, las personas de ideología conservadora, y especialmente del género masculino, no acababan de ver con buenos ojos "esos aires de modernidad". En un ensayo publicado en 1916, titulado El ama de casa, el autor, si bien reconoce el cambio que se había empezado a experimentar en la mitad del siglo XIX y se abre a la incorporación de la mujer al trabajo, manifiesta que la profesión más adecuada para ella es la de ama de casa y madre de familia.


Así fueron las cosas


Imagen de - edad de niebla -




83 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page