• Estrella Collado

Déjate de Pamplinas



Cuantas veces en nuestra vida hemos oído esta expresión y nos hemos preguntado ¿Qué son pamplinas? Para disipar estas dudas, debemos saber que se llaman así unas plantas conocidas como lentejas de agua, muy diminutas y pertenecientes a la familia de las lemnáceas. El mismo nombre recibe una hierba silvestre invasiva, llamada también “oreja de ratón”.



Generalmente este vocablo suele hacer referencia a algo insignificante o de poca entidad o valor. De ahí el dicho que nos ocupa: ¡Déjate de pamplinas! Y también otros dichos: ¡No intentes engañarme con pamplinas! En el sentido de halagar a alguien o pretender congraciarse con manifestaciones poco sinceras. ¡Con buenas pamplinas te vienes! Esta expresión coloquial hace referencia a cosas sin fundamento o de poca utilidad. Autores como Corominas relacionan el término “pamplinas” con una planta que servía de alimento para los canarios, de la familia de las cariofiláceas. Se utilizó después con el sentido de “cosa sin importancia”. Así mismo, en algunos lugares de España es muy apreciada para la realización de ensaladas. Según me cuenta mi amiga Marian en Salamanca es parte de la gastronomía tradicional y cuando era pequeña acompañaba a su abuela para recolectar las pamplinas en las cercanías de los ríos o de arroyos de aguas corrientes.


Pero Pamplinas fue también un personaje del cine mudo muy famoso, creado por el actor Buster Keaton siguiendo la tendencia de los grandes cómicos de principios de siglo XX.

El origen del personaje de Keaton, conocido como "cara de piedra" en Estados Unidos y como "cara de palo" o "pamplinas" en España, lo encontramos en los primeros cortos del actor. En un primer momento, la definición del personaje era vaga, pero poco a poco fue adquiriendo personalidad propia.


Pamplinas era un hombre serio, imperturbable e impasible, que jamás ofrecía ni una sonrisa ni una lágrima. Muy enamoradizo y con madera de héroe. Capaz de luchar contra todas las adversidades que pudiera encontrar en su camino y utilizando para ello su extraña y prodigiosa imaginación, aunque esta a menudo le jugaba muy malas pasadas.








109 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo