• Merche Toraño

La manipulación


Ojeando en internet, mientras buscaba un billete para viajar, apareció ante mi vista, de forma mágica, un artículo sobre uno de mis temas preferidos, era del profesor Teun Van Dijk: Discurso y manipulación: Discusión teórica y algunas aplicaciones. Muy interesante, os lo recomiendo.


La conclusión sobre el discurso del profesor Van Dijk es que la manipulación consiste en una práctica social de abuso de poder que involucra a grupos dominantes y a grupos dominados en una circunstancia comunicativa que se da con mayor profusión en la comunicación pública y cuya eficacia, o no, depende de los modelos contextuales de los receptores.


Se defienden en este artículo como determinantes de la manipulación como fenómeno social y cognitivo, a: la interacción y el abuso de poder entre grupos y actores sociales, la manipulación de las mentes en los participantes y como discursivo semiótico, porque la manipulación se ejerce mediante la palabra oral y escrita y los mensajes visuales. Se afirma la ilegitimidad de la manipulación en una sociedad democrática porque produce desigualdad y favorece a los grupos poderosos en detrimento de los que tienen menos poder.


Afirma el Dr, Van Dijk que “… en la persuasión los interlocutores son libres de creer o actuar como les plazca… mientras que en la manipulación a los receptores se les asigna un papel más pasivo: son víctimas de la manipulación” y que el resultado negativo del discurso ocurre cuando los receptores no son capaces de comprender las intenciones o ver las consecuencias de las acciones defendidas por el manipulador.


Personalmente, estoy de acuerdo en que el receptor es más vulnerable y, como consecuencia, más manipulable cuando su escasa cultura o debilidad de carácter no le permiten disponer de criterio suficiente para poder discernir entre la realidad y la ficción de una historia que le presentan como buena, indispensable o salvadora, al carecer de mecanismos para hacer frente a las intenciones del manipulador, pero no creo que esta sea la única causa. A veces la necesidad de vuelcos en la propia vida o en la colectiva pueden hacer que se cierren los ojos ante una realidad manipuladora que se hace patente en las noticias de los medios de comunicación, discursos y, de forma salvaje, en las redes sociales, pero que se prefiere ignorar. En el momento en que el criterio falla, el receptor es una presa magnífica para embaucar pero también lo es cuando tiene una desesperante necesidad de que algo cambie en su vida. Tenemos buenos ejemplos en la historia reciente de nuestro país cuando grupos importantes de ciudadanos ya con el criterio perdido, una imperante necesidad de cambios y llenos de esperanza siguieron y siguen a líderes políticos, lobos disfrazados de caperucita, manipuladores de masas que en su práctica están demostrando unos y demostrarán otros que la falacia ha campado y continúa campando gracias a los "barbechos" de un Estado que, en pocos años y ante los ojos de una ciudadanía sumida en la más profunda de las decepciones y el desencanto, ha conseguido convertirse en un país expoliado y con una sociedad desigual en el campo de la riqueza y de la justicia en todas sus facetas.


Partiendo de que la manipulación es una práctica comunicativa e interaccional en la que quien manipula ejerce control sobre otros, interfiriendo en su voluntad, la manipulación, valiéndose del discurso transmitido de forma multifocal, será siempre un ejercicio de poder para quien manipula. Los procesos para influenciar sobre la mente requieren estrategias y técnicas que los creadores del discurso manipulador conocen muy bien, como el procesamiento de la memoria a corto plazo para la comprensión de discursos específicos o la manipulación basada en la memoria a largo plazo cuando se pretenden resultados más estables


.Detesto a los manipuladores al considerar que, en cualquier caso, la manipulación siempre es mala porque cercena la voluntad de las personas, privándolas del derecho natural al libre pensamiento y condenándolas a la denigrante situación de seres humanos cognitivamente ultrajados.


Imagen de - edad de niebla -

83 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo