• Estrella Collado

El movimiento biodinámico




La Antroposofía, movimiento filosófico, creada a principios del pasado siglo por Rudolf Steiner, fue uno de los pilares que ha dado origen a la agricultura biodinámica. La inicia en 1924 con ocho conferencias en Silesia, entonces Alemania, actualmente Polonia.


Este método de agricultura alternativa se caracteriza por la utilización de preparados a partir de determinadas plantas con cualidades medicinales, como el diente de León o la manzanilla, la menta, o el llantén, entre otras, así mismo y atendiendo a la agricultura tradicional tiene en cuenta las influencias astrales a la hora de poner en practica las tareas agrarias. Para ello cuentan con un calendario que se rige por los posicionamientos del sol y de la luna, creado en 1962 por María Thun seguidora de la Antroposofía de Steiner, según sus observaciones e investigaciones si el suelo de labor se prepara a cierta profundidad, se activan los impulsos cósmicos en la tierra que son absorbidos por las semillas que posteriormente se manifestaran en la forma de la planta y en su crecimiento. También se recoge en este calendario que estas fuerzas o impulsos provienen de las constelaciones y se transmiten a nuestro planeta a través de la Luna, y que esta a su vez realiza una acción sobre los 4 elementos vitales: la tierra, el agua, el aire y la luz/calor.


Este movimiento entiende la granja como un organismo que interrelaciona la tierra, las plantas y los animales y busca por tanto el equilibrio en los nutrientes. Las doctrinas practicadas por los agricultores en la actualidad son bastante simples: prohíben totalmente el uso de fertilizantes, herbicidas o pesticidas industriales. Y aunque la agricultura orgánica no daña la tierra, la biodinámica tiene como prioridad curar y mejorar la salud de la Tierra.


En plantaciones vinícolas de estas características que están dando excelentes resultados, y siguiendo el calendario biodinámico de María Thun, trabajan la tierra en los días de la tierra. Las hojas los días del agua. El azúcar y las uvas crecen con los plenilunios. Las cosechas se realizan siempre después de la luna llena. Las fincas dedicadas a plantaciones de viñedos tienen también otras frutas y verduras así como algunos animales para mantener bajo control el pequeño ecosistema que han creado.


En Italia parece que los mayores viñedos biodinámicos producen hasta 20.000 botellas al año. Las grandes compañías vinícolas producen millones de botellas, suelen tener bodegas en expansión, con recorridos turísticos incluidos. Sin embargo las explotaciones ecológicas tienen un solo agricultor pocos medios materiales, y amigos que ayudan en las tareas, especialmente de la recolección. El embotellamiento también lo realizan con el influjo de la luna cuando entra en fase descendiente. De ahí, la gran diferencia entre producciones industriales y los pequeños viticultores que hacen de sus tierras de cultivo auténticos paraísos autosostenibles, con todo el respeto a la Madre Tierra y al Cosmos y cuya producción reducida es un auténtico tesoro que nada tiene que ver con las insignes cantidades que se producen industrialmente.


En nuestro país ya se esta tendiendo hacia este tipo de prácticas agrícolas que utilizan los recursos naturales de forma responsable. Existen varias asociaciones, la primera fue la Asociación de agricultura biodinámica de España fundada en 1981 en Canarias, con el fin de proteger el método biodinámico, promover y guiar este tipo de agricultura, sus prácticas y principios.




Imágenes de - edad de niebla -






107 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo