• Merche Toraño

El rincón más bello en un paisaje verde

Lugares para visitar



Foto: edad de niebla


Declarada monumento natural en 2001

(Asturias - España)

Hay que caminar un trecho a partir del momento en que no se permite seguir con el coche.

Es una excursión apta para para caminantes sin demasiadas ínfulas deportivas.

Se accede a través de un sendero que cruza praderas cuyo verde te invita a la calma. Mientras caminas, un ronroneo de agua te insinúa un mar muy cercano. Es el único sonido que se entromete en la calma de la travesía. El olor del aire, a sal y a paz, cada vez más potente y estimulante, va indicando que el objetivo está a punto de alcanzarse.


Como huella de un meteorito que hubiera elegido el subsuelo de ese lugar para esconderse, se avista, al fin, una depresión en forma de concha que no aparenta más de cuarenta o cincuenta metros de longitud. Asomarse a ese agujero desde la altura supone el descubrimiento de una gran bañera de agua salada que, según el momento, deja ver un arco de arena. Su límite con el mar es un muro calizo con un ancho que se puede acercar a los cien metros y que, altivo en su verticalidad, se funde con la tierra que apoya en los acantilados del Cantábrico. La parte estrecha de la “concha” llega hasta la roca que la separa de la gran masa salada. En cómplice comunicación con esta, un angosto túnel que la erosión ha abierto en la piedra consiente, cada día, que el agua, a golpes de oleaje y frecuencia de mareas, cual amante adúltero, se cuele en ese casi clandestino habitáculo para mitigar su bravura de pleamar, apoderándose de la arena y tapándola por unas horas hasta que una vez consumada su euforia regresa adonde había venido para entregarse a la calma de la bajamar mientras espera que las condiciones para la siguiente incursión le sean propicias.


El regreso a nuestro punto de partida cansa un poco más, va de subida, pero ¡no queda otra opción!


De nuevo, en lo alto, desde el estrecho camino que lo rodea, el hueco ofrece una gama tricolor -arena, vegetación y materia caliza- complementada por el tono del agua que dependerá del reflejo del cielo. Al levantar de nuevo la mirada, la línea del horizonte definida por el gran volumen líquido, evidencia lo grandioso de la naturaleza.


Es una excursión fácil y un lugar precioso para visitar en primavera, verano y principios de otoño. Se encuentra a 13 Km de LLanes, capital del concejo, cerca del pueblo de Naves. Se llega desde la Autovía del Cantábrico tomando la salida 313 de Naves-Villahormes-Hontoria.

Foto: edad de niebla

78 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo