• Merche Toraño

Internet significa una evolución para las personas mayores

Los teléfonos móviles para las personas mayores deberían estar subvencionados por los gobiernos


El número de personas de 65 años o más se incrementa en España y la tendencia va en aumento.


Internet es uno de los medios de comunicación a nuestro alcance y que contribuye a poner fácil la interacción entre personas de todo tipo, mayores y menos mayores, facilitando las relaciones intergeneracionales que pueden a su vez propiciar una apertura de mente hacia las nuevas costumbres o tendencias haciendo que aquello de "quedarse atrás", debido a la edad, sea una leyenda. Por todo ello sería muy aconsejable que las personas entradas en años hagamos un esfuerzo por tomarnos en serio eso de las nuevas tecnologías e integrarnos al mundo de la virtualidad ya que la sociedad se encuentra inmersa en una auténtica revolución tecnológica que esta conformando una nueva sociedad más abierta al mundo del conocimiento y de la comunicación y por tanto creo que Internet significa para las personas mayores, más que una revolución, una evolución.


El mundo de las tecnologías de la información y la comunicación proyectan un nuevo modelo de sociedad en el que las gentes deben tener la oportunidad de envejecer siendo protagonistas de sus vidas. Son un recurso para formar comunidades con personas de la misma o de otras edades, con iguales o parecidas inquietudes o conocimientos que, a veces, no logramos encontrar en nuestro entorno más cercano; personas con las que podemos compartir gustos, aficiones, intercambio de opiniones o conversaciones que nos resulten enriquecedoras desde el punto de vista intelectual o de entretenimiento.


Ante el envejecimiento progresivo de la población española y la utilización de internet, desde el entendimiento de que la edad psicológica no tiene porqué responder siempre a la biológica, es necesario generar espacios que tengan como objetivo la inclusión de las personas mayores para que estas puedan aprovechar, si es su deseo, todo lo que los avances le ofrecen para seguir al día y relacionándose con los demás. Por sus conocimientos y experiencias es la gente de edad un gran capital humano con el que nuestra sociedad debiera contar y, sin embargo, se les da la categoría de grupo marginal y excluido, cuya consecuencia los lleva a las emociones negativas: miedo a la soledad, a la enfermedad, a la exclusión y a la inanición. Marginalidad de la que no podrán salir si no se les conceden oportunidades para que estén activos, no se sientan inútiles y mantengan una vida satisfactoria que debe ser un derecho que los asista.


Aunque no sean una mayoría, hay personas de más de 65 años cuya naturaleza emocional les hace sentir la necesidad de continuar activos ahora que tienen más horas libres que nunca y las TIC (Tecnologías de la información y la comunicación) suponen una herramienta importante y accesible que en un mundo globalizado como el actual tienen que facilitar el aprovechamiento de las oportunidades que deriven de esta situación socio-tecnológica a toda persona que quiera hacer uso de ellas, y la edad no tiene porqué suponer un obstáculo para continuar disfrutando de las relaciones que se tenían antes de la jubilación ni para hacer nuevas amistades con las que compartir intercambio de conocimientos, experiencias o diversión. Internet con sus buscadores nos facilita acceder a información de todo tipo y con las redes sociales nos permite interactuar de forma cómoda desde nuestra propia casa con gente que nos interese sin necesidad de tener que salir un día que nos encontremos cansados o que las inclemencias meteorológicas no inviten a ello.


Hasta hace pocos años se pensaba que las nuevas tecnologías estaban destinadas a los bloques de población más jóvenes, pero la evidencia ha demostrado que los mayores son un sector de población con un interesante potencial como usuarios de Internet, capaces de aprender a desenvolverse en este medio y que pueden ser muy participativos debido al tiempo del que disponen..


En este mundo de la globalización y de la información, rodeados de nuevas tecnologías y por tanto cada día más dependientes de ellas y ya que, además, poco a poco se nos está obligando a utilizarlas para efectuar gestiones burocráticas que hace muy poco se podían hacer de forma presencial, deberíamos exigir que se nos faciliten los medios que nos permitan integrarnos en este nuevo modelo de sociedad. Ahora desde un ordenador o ese pequeño aparato que es un teléfono móvil podemos adaptarnos a este nuevo modelo de universo social pero no son instrumentos baratos. Y al igual que lo hacen con los senadores, diputados y otros políticos o cargos públicos tal vez tendrían que ser los propios gobiernos quienes facilitaran financiación para la compra de esos dispositivos a las personas jubiladas cuyos exiguos sueldos apenas les alcanzan para cubrir las necesidades básicas.


Hasta puede que ese "donativo" se ahorrara en sanidad pública ya que muchos problemas de salud y el deterioro cognitivo parecen tener origen en el ámbito emocional y que la gestión mejor o peor de las emociones inciden en el proceso de envejecimiento.


Imagen de - edad de niebla -

55 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo