• Estrella Collado

La Acabadora



La acabadora era una mujer que hasta principios del pasado siglo desarrollaba un papel muy peculiar en la sociedad de varias zonas de Cerdeña, Italia. Su nombre proviene de “acabar”, y su misión era aliviar los últimos sufrimientos de los enfermos que agonizaban lenta y dolorosamente. Una especie de eutanasia la que practicaba esta figura femenina que acababa con sus vidas agónicas dándoles un golpe con un martillo de madera en la cabeza. Vestía siempre de negro y seguía en sus actuaciones un ritual que iniciaba haciendo salir a todas las personas que se encontraban en la habitación del moribundo, y posteriormente guardaba todas las imágenes de santos y crucifijos. A veces portaba un pequeño yugo que colocaba debajo de la almohada para ayudar a fracturar lo antes posible las cervicales. Esta práctica era bien vista en la sociedad sarda, pues la “Acabadora” –L`Agabbadóra-, daba fin al sufrimiento de los enfermos especialmente en las comunidades rurales. Este misterioso y respetado personaje, poseía esa dualidad de ayudar para pasar al más allá y para traer a esta vida. Normalmente también hacia las veces de matrona –mastra de paltu- para ayudar a las mujeres en los partos. Estas funciones y el “cargo de acabadora” solía heredarse en las mujeres de una determinada familia. La leyenda documentada de la Acabadora puede verse en el museo de Luras donde incluso se muestra como una de las piezas museísticas icónicas “El mazo de madera” utilizado por las Acabadoras a lo largo de la historia de Cerdeña.




204 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo