• Estrella Collado

La gran aportación de las personas mayores al sostenimiento de la sociedad.



Las personas mayores siempre han prestado su apoyo a sus familias y a la sociedad, y no han tenido la atención que se merecen. Hemos de reconsiderar muy seriamente la adopción de patrones donde el rol de este colectivo y su calidad de vida sean sustanciales.


Es obvia la gran contribución de las personas mayores al sostenimiento de la sociedad, desde su apoyo a la familia, con el cuidado de nietos/as y personas dependientes, voluntariado o mera participación ciudadana. Esta importancia especialmente ha quedado reflejada a tenor de la crisis financiera en 2008, donde las pensiones y los domicilios de los abuelos fueron la tabla de salvamento de muchas familias que se quedaron sin trabajo y sin vivienda, sobre todo en nuestro país. Por tanto y teniendo en cuenta que los mayores no son “trastos viejos e inservibles”, debemos plantearnos la adopción de otros modelos donde el papel de este grupo ha de ser primordial. Como sociedad tenemos la obligación de ser solidarios y de proteger como se merecen a nuestros ancianos.

Por otro lado, el deseo cada vez más manifiesto de las personas mayores de permanecer en su casa o, en su defecto, en un entorno residencial en el que puedan encontrarse “como en su propio domicilio” y ser útiles, lo que toma aun más fuerza a raíz de la pandemia producida por la COVID-19 que estamos sufriendo a nivel mundial, nos obliga a replantearnos muchas cosas a este respecto. Tristemente se ha destapado el fracaso de los modelos residenciales convencionales en todos los aspectos y sobre todo en el afán de algunos empresarios por ganar dinero en el entorno de la tercera edad, priorizando lamentablemente lo económico ante el factor humano, obviando en gran parte de los casos el trato digno a este sector que se ve obligado a ser usuario de estos centros.


Por tanto se han de estudiar otras fórmulas, como son las incipientes tendencias de alojamientos comunitarios sociales con viviendas independientes que comparten un número muy reducido de personas, con características comunes, cuyo objetivo prioritario es hacer agradable la convivencia, y hallar fórmulas seguras y creativas para aumentar las conexiones sociales, supervisadas por los servicios sociales correspondientes y con una especie de alquiler social para el colectivo más necesitado

Imágenes de -edad de niebla -






117 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo