top of page
  • Belén Matanza

Las nuevas cuotas de autónomos 2023 por ingresos reales




Este día 1 de enero entró en vigor el nuevo sistema de cotización de los autónomos por ingresos reales que está causando dudas sobre la forma en que se va a llevar a cabo en aquellos trabajadores por cuenta propia que tienen ingresos variables aunque parece ser que la seguridad social va a permitir modificar la base de cotización hasta seis veces al año.

Hasta ahora estos trabajadores tenían que escoger en un abanico de tramos que se situaban entre una base mínima y una base máxima, que estaba fijada de antemano por el estado. En el 2021 esa cotización mínima era de 285 euros mensuales para una base de cotización de 944,40 euros y una base máxima de 4.070,10 euros, por la que se debía pagar 1.233,20 euros.


Pero la novedad que ha traído el 2022 es el pago de las cuotas por ingresos reales, una medida que debe ser aplaudida pero que es recibida con escepticismo en el colectivo, conscientes que cualquier reforma que se ha llevado a cabo, de un modo u otro, al final ha sido siempre en su detrimento, digamos, porque la seguridad social siempre gana. Este nuevo sistema fue establecido por el Real Decreto ley 13/2022, de 26 de julio, por si os interesa echarle una ojeada, y que establece un sistema progresivo de cuotas a desplegar en tres años, desde el 2023 al 2025, en los que, al menos en teoría, los autónomos con menos ingresos van a ver rebajada su cuota mientras que los que más ingresos tienen van a pagar más y que amplía los tramos de cotización a 15.

Pero lo que realmente le interesa a estos trabajadores es saber cuánto van a tener que pagar finalmente. Como ya os dije que el sistema era progresivo en el 2023 la cuota mínima será de 230 euros mensuales, lo que supone una rebaja de casi 60 euros con respecto a la cotización mínima del 2021 y una cuota máxima de 500 euros. Para el año 2024 la cuota mínima será de 225 euros y la máxima de 530 euros y para el año 2025 la cuota mínima será de 200 euros y la máxima de 590 euros. Esta rebaja en la cotización lleva aparejada una rebaja también de la base de cotización, así para la cuota de 230 euros la base de cotización es de 751,63 euros frente a los 944,40 euros del año 2021. Para poder acogerse a este sistema el trabajador va a tener que hacer una previsión de sus ingresos mensuales, para lo cual va a tener que restar de los ingresos que tenga en todas las actividades que realice por cuenta propia los gastos que le haya originado el desarrollo de dicha actividad (alquiler de locales, seguros, consumibles...) y sumarle lo que se pague de autónomos a la cantidad resultante se le aplica una deducción del 7% por gastos genéricos y capitalizar el resultado en los doce meses de año, dicha cantidad habría que trasladarla a la tabla de tramos y así obtendríamos la cuota a pagar mensualmente a la seguridad social. Si el rendimiento neto mensual es inferior a 670 euros la cuota que tendremos que pagar son esos 230 euros de los que ya os hablé.


Pero fijaos bien que la reducción de cuotas propuesta va acompañada de una rebaja sustancial en las bases de cotización, lo que a la larga os va a perjudicar porque no olvidéis que las prestaciones que cobraréis el día de mañana van a depender de vuestra base así que sed especialmente cautos con este nuevo sistema de cálculo de las cuotas de autónomos.

Esta medida beneficia principalmente a las personas que están en el régimen general y en el régimen de autónomos, quienes en realidad lo que están haciendo es tirar el dinero, y da un superávit a la seguridad social del que nadie habla, tema que me parece muy interesante comentar y que dejo para el próximo artículo.



102 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page