• Estrella Collado

Luis Mariano, tenor y galán del cine español



Fue un conocido tenor de opereta y actor que triunfó internacionalmente en los años 50. Su imagen de seductor cinematográfico le obligó, en unos años difíciles, a ocultar su condición de homosexual.


Luis Mariano Eusebio González García nació en Irún en 1914. Sus padres, tras la Guerra Civil española, tuvieron que exiliarse y aunque vivió la mayor parte de su vida en Francia, donde le consideraban el “rey de la opereta", nunca quiso obtener la nacionalidad francesa, incluso por mucho que se lo suplicó el presidente Charles de Gaulle, ya que amaba a su país y se sentía muy español. Triunfó como tenor y actor protagonista de numerosas películas musicales en la década de los 50.


Su pasión musical comenzó a aflorar en su infancia y formó parte de diferentes agrupaciones musicales. En 1940 conoce a la directora de la casa discográfica Bermond quien le introduce en los círculos artísticos de la ciudad de Burdeos. Para evitar que lo enviasen a Alemania, tras el estallido de la II Guerra Mundial, se matricula en la Escuela de Bellas Artes. Tiempo después se traslada a París para probar suerte.


A pesar de las dificultades que tuvo que pasar, en la ciudad de la luz conoce al director y actor teatral Max de Rieux, con quien entabló una profunda amistad, quien le contrató para hacer el papel de uno de los personajes de la opera bufa “Don Pasquale”. A partir de este momento los contratos se irían sucediendo hasta alcanzar su primer gran éxito con la opereta “La bella de Cádiz” estrenada en París en el año 1945 y posteriormente llevada al cine siendo él galán protagonista y como coprotagonista una jovencísima Carmen Sevilla. Llegó a compartir escenario con Edith Piaf, y con otras grandes figuras de la época. Su popularidad y su éxito fue en aumento y en el año 46 rueda su primera película, Carga clandestina.


La imparable carrera, siempre de la mano de su amigo y letrista de sus temas, Francis López, llevó al tenor a alcanzar altísimas cotas de popularidad en todo el continente americano. Realizó numerosas operetas y musicales llenando teatros allá donde iba. Y también películas musicales como Violetas Imperiales, el Aventurero de Sevilla o Sérenade en Texas. En los años 60 continúa llenando teatros y siendo protagonista de programas televisivos y radiofónicos.


Nunca se casó. Permaneció soltero y a pesar de su fama de galán en el cine, sin idilios femeninos en su vida sentimental, tan solo y según dicen por guardar las apariencias, declaró estar locamente enamorado de la actriz Carmen Sevilla, quien lo rechazó, a pesar de considerarle uno de sus mejores amigos. Y es que su homosexualidad era vox populi dentro de la profesión, en unos tiempos difíciles en que resultaba inconfesable su condición sexual.

También fue muy comentada su vocación religiosa, por la que estuvo a punto de tomar los hábitos y abandonar el mundo del espectáculo. Tal vez por sentirse frustrado e incomprendido, su vida estuvo marcada por la soledad y por el misterio. Tenía una única hermana, María Luisa, con la que apenas se relacionaba, de hecho, no la incluyó ni en su testamento, dejando gran parte de su fortuna a su secretario y al hijo de este.


Como consecuencia de una enfermedad hepática se fue retirando de la vida laboral en su domicilio de París. Por las complicaciones de su estado de salud, sufrió una hemorragia cerebral siendo ingresado en un hospital parisino, donde falleció el 15 de Julio de 1970 a los 52 años de edad.


Sus restos mortales descansan para siempre en el cementerio de Arcangues, localidad fronteriza con España, cercana a Biárritz. Luis Mariano fue muy querido y admirado en Francia, aunque menos apreciado en su país, una España asfixiada por un ideario fascista y patriarcal, donde la homosexualidad no sólo no tenía cabida social sino que era duramente reprimida.


Imagen de - edad de niebla -

94 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo