top of page
  • Foto del escritorEstrella Collado

Mummers, la Navidad más diabólica



Mumming es una antigua tradición en lrlanda. Desde hace siglos por la Navidad un grupo de personas se visten con máscaras y trajes de paja y van casa por casa actuando con rimas, cantos y música, aunque con un fondo aterrorizador.


Esta ancestral costumbre  irlandesa estuvo a punto de desaparecer a mediados del siglo XX, en los últimos años las tradiciones se han puesto en valor recuperándose con gran impulso gracias a la labor  que desarrollan las asociaciones o clubes de Mumming, especialmente en el condado de Leitrim. Estos personajes en los días previos a la Navidad recogen la paja en las granjas y tejen a mano las máscaras locales llamadas de kukeri, y de brezaya utilizadas en los rituales de invierno para la fertilidad y la salud, y los trajes que portarán un gran número de jóvenes mummers, que actúan en grupos frente a los hogares de los lugareños durante todo el periodo navideño. Finalizadas las  fiestas los ropajes de paja son quemados en una hoguera festiva que constituye todo un ritual. Tienen gran similitud con las “mascaradas de inverno” de la Península Ibérica.

 

El nombre de Mumming parece que se corresponde con un vocablo de origen germánico cuyo significado viene a ser “hombre enmascarado”. Esta tradición llegó a Irlanda desde Inglaterra. La temática arcaica de estas representaciones es la vida y el renacer, algo que se repite en la Naturaleza.  El folclorista Crióstóir Mac Cárthaigh, de la Universidad de Dublín, asegura que estos personajes desde la antigüedad tenían aspecto fiero y salvaje, sin previo aviso se presentaban en las casas y pedían actuar, exigiendo a cambio una compensación. En algunos hogares les daban una cálida acogida, sin embargo en otros no los aceptaban pues aterrorizaban a los más pequeños.  En ambos casos los moradores de esas viviendas se veían obligados a pagarles. Sus representaciones eran divertidas pero según algunos autores, con un trasfondo intimidatorio, al finalizar sus actuaciones aparecían siempre dos personajes diabólicos que si no eran compensados o pagados suficientemente amenazaban con llevarse los animales de la casa, y también con llevarse arrastrando hasta la tumba a sus propietarios. Por esta razón y también  por su aspecto los Mummers infundían mucho miedo.


En el periodo de la década de los 50 hasta 1980, del siglo pasado, debido a los disturbios civiles, los Troubles, las guerrillas y a enfrentamientos religiosos, estos grupos se veían obligados a solicitar permisos especiales para poder actuar en las localidades cercanas a la frontera entre las dos Irlandas.

 

Actualmente en una Irlanda que vive en paz, niños y mayores forman parte de estos grupos de Mumming que actúan cada Navidad por las casas, eso si, ya no dan miedo a nadie  sino más bien  alegría y orgullo por mantener sus costumbres.  Lo recaudado  es destinado a organizaciones benéficas.



lmagen J. Mc Vitty. The Mummers Foundation

 

114 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page