• Belén Matanza

Nuestra piel tiene memoria





Llega el verano. y con el aparece una de las imágenes típicas de esta estación, que ha sido fotografiada hasta la saciedad, que consiste en ver, y en esto si existe feminización muy a a nuestro pesar, a las mujeres torrándose al sol tumbadas en una hamaca en medio de la playa.


Desde que se empezó a poner de moda la creencia popular de que el bronceado favorecía a las mujeres, comenzó la esclavitud para muchas de nosotras, entre las que me incluyo, por lucir bonitas a base de exponernos durante horas bajo la luz solar, y si carecíamos de tiempo o la zona geográfica no es muy soleada, se recurría al uso de las cabinas de bronceado, que nos permitía adelantar el buen color unos meses e incluso durante todo el año.


Pero como todo los excesos se pagan, y la piel resulto que como indica el titulo del articulo, tiene memoria, los dermatólogos se han visto obligados todos los años a advertir de los riesgos de la exposición prolongada al sol por la elevada incidencia de cánceres de piel que se producen todos los años. Solo el pasado 2020, 47 casos por cada 100.000 habitantes en los carcinomas, y de 12 casos por 100.000 hab. para los melanomas. Y creo que hoy todo el mundo ha oído hablar de los carcinomas y de los melanomas.


En realidad son dos tipos diferentes de canceres de piel. Los carcinomas son mucho más numerosos pero son menos peligrosos, sobre todo, los de células basales, que no producen metastásis y su evolución es lenta, aunque progresiva frente a los melanomas, que si son malignos extendiéndose a otras partes del cuerpo, principalmente al hígado, el cerebro, los huesos o los pulmones, y por lo tanto, su gravedad es mucho mayor.


La gran pregunta es ¿cómo puedo reconocer la existencia de un cáncer de piel? dado que sus manifestaciones son muy variadas. En todo caso, hay que acudir al dermatólogo sin parar un minuto en pensárselo, si vemos que tenemos lesiones cutáneas con costras que no se curan, manchas rojizas, pálidas o amarillas, principalmente en las zonas de exposición al sol; protuberancias con bordes de color azul, marrón o negro y, por supuesto, el ABCD de los lunares que se resume en asimetría, bordes irregulares, cambios de color, aumento de tamaño, picor, dolor o sangrado. Las personas rubias o con el pelo de color cobrizo, pecas, piel blanca y ojos claros tienen mucho mas riesgo de padecer cáncer de piel, por lo que deben extremar el cuidado.


El cáncer, dependiendo del estadio en el que se encuentre y, sobre todo, si ha producido metástasis o no, se puede curar con cirugía o con tratamientos de la zona afectada por la lesión, pero la mejor cura es la PREVENCION, de ahi que, sin el ánimo de ser repetitiva, os recomiende seguir las indicaciones que nos hacen los profesionales sanitarios, que son muy sencillas y fáciles de seguir y que básicamente se limitan, a reducir la exposición al sol en las horas punta, principalmente entre las 11 de la mañana y las 17 horas de la tarde en que mejor estamos a la sombra. Si vamos a la playa en ese horario, debemos fijarnos en los socorristas, que son el mejor ejemplo, y protegernos con camiseta, gorro y gafas. Y por supuesto no podemos olvidar el protector solar que debe ser del factor 30 como mínimo, y que hay que aplicar 30 minutos antes de iniciar la exposición y renovarlo cada 2 horas. Hay que tener en cuenta que dicho fotoprotector no se puede poner a los niños menores de 6 meses. Y hay que proteger todas las zonas de exposición al sol sin olvidar las manos las orejas o el cuello.


Y solo me queda desearos que disfrutéis del verano y que tomemos el sol, pero con prudencia. Solo siguiendo estos sencillos pasos nuestra piel nos lo agradecerá, y no olvidemos nunca que la exposición al sol tiene efecto acumulativo y el riesgo de desarrollar cáncer de piel se incrementa con la edad, por ello, debemos administrarlo en pequeñas dosis y aunque se enfaden conmigo los profesionales de las cabinas de bronceado, os diria que prescindáis de su uso.


Imagen de -edad de niebla -



65 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo