top of page
  • Merche Toraño

Para despedir el año en casa, un toque de elegancia y sofisticación en la mesa


Nochevieja. Mesa íntima para dos.

Después de dos despedidas de año, 2020 y 2021, con medidas restrictivas debido a la COVID-19, en - edad de niebla - recibimos al 2023 con esperanza, ilusión y un toque de sofisticada elegancia




Para terminar esta serie de mesas bien puestas en Navidad, hemos previsto una cena de Nochevieja, íntima, para dos personas con un menú más contundente que el de Nochebuena en los platos principales (porque la velada será más larga) y más ligero en el postre. Va a consistir en una sopa, un pescado o marisco, una carne, y helado, natillas o una crema dulce.

Como hay bastante sitio en la mesa, hemos colocado en el centro la sopera y, a ambos lados, unos recipientes para las salsas que queramos añadir al pescado y la carne.



Disposición de vajilla, cubiertos y copas para tres platos y postre ligero

Bajo plato (opcional). Plato llano y, sobre este, el plato hondo para la sopa. Nunca se pondrán más de dos platos por comensal amontonados uno sobre otro, aunque necesiten cambiarse como en este caso en el que se servirán dos viandas diferentes, pescado y carne. Una mesa bien organizada se presentará con el plato llano para el pescado y encima el hondo para la sopa. El otro para la carne se colocará una vez retirado el del pescado, Si no hay sopa y no necesitamos el plato hondo se pondrá solo el llano que se cambiará para el siguiente guiso. Situaremos el de postre delante de cada comensal una vez retirados todos los platos y cubiertos se han utilizado para lo servido anteriormente.

Las servilletas pueden ponerse encima del plato o a un lado. En esta ocasión hemos optado por colocarlas al lado izquierdo, a continuación de los tenedores. Tanto las copas como los cubiertos se colocan conforme al orden de los alimentos y las bebidas que se vayan a servir , Por ello, teniendo en cuenta que los platos de cuchara son los que se sirven al principio, el primer cubierto que vamos a encontrar cuando extendemos la mano para cogerlo, es la cuchara. Una vez retirada esta, los más alejados del borde del plato serán los de pescado (tenedor a la izquierda, pala a la derecha) y ya por último, una vez utilizados estos,nos quedarán los más cercanos al plato los de la última vianda, que son, como siempre, los de la carne, el tenedor (a la izquierda) y el cuchillo (a la derecha).

En cuanto a los de postre , en esta ocasión,. al proponer en el menú un único final cremoso, solo hará falta una cucharita. Pero si optamos por otro como tarta, quesos etc. van a ser necesarios, además, cuchillo y tenerdor. Su ubicación la he explicado en las mesas de Nochebuena y Navidad. Recordémosla: Enfrente del comensal, delante de las copas, el más cercano al plato será el cuchillo, con el mango hacia la derecha . A continuación el tenedor, con el mango hacia la izquierda y por último la cucharilla, con el mango hacia la. derecha . No hay que olvidar que los mangos están orientados a la mano con la que vamos a utilizar el cubierto.


Los tenedores y las cucharas se colocan con las puntas y la parte cóncava hacia arriba (en Francia van hacia abajo) y los cuchillos con la parte cortante hacia el plato.


.La disposición de cubiertos que estamos mostrando en este artículo es la correcta según los cánones de la cortesía y, aunque estas normas están pensadas para diestros, y es así como lo hay que hacer, si desconocemos si en las personas que se van a sentar a nuestra mesa domina el lado izquierdo o el derecho. No me consta que en algún manual de etiqueta se piense en las personas cuya mano dominante es la izquierda. Hay zurdos que se han acostumbrado a utilizan los cubiertos como si fueran diestros, pero si sabemos que la zurdera de alguno de los comensales es persistente también en la manera de utilizar los cubiertos, sería un detalle de deferencia hacia ellos colocar de forma inversa los de su plato.


Agua, cava, vino tinto, vino blanco Si en el menú hay carne y pescado y queremos acompañarlos con diferentes vinos, las copas se dispondrán de la siguiente manera: Partiendo de la mitad del plato, de izquierda hacia la derecha: copa para agua; a continuación la de vino tinto (un poco más grande que la de vino blanco) y a su derecha la de vino blanco, ligeramente detrás, entre la de agua y la de vino tinto, estará la de cava. Cuando nuestra preferencia consiste en un único vino o cava, solo es necesaria la copa adecuada.

Si nos gusta el pan en la mesa, recordemos que cada porción o panecillo estará siempre a la izquierda del comensal.



En cuanto a la decoración, en esta ocasión hemos recurrido a un camino de mesa en tejido de lamé rojo, colocado en el centro, sobre el cual hemos dejado unas gotas de cristal en colores pastel y dos candelabros , uno a cada lado , enfrentados en diagonal. Hay que tener en cuenta que las velas no son pura decoración, si se colocan es para ser encendidas. Y le daremos al momento un toque de romanticismo e intimidad, bajando la intensidad de la luz eléctrica, ofreciéndole protagonismo a la producida por las llamas.


Esperamos que estos reportajes sobre cómo poner la mesa os hayan sido de alguna utilidad, ya que sirven para cualquier día del año, y os deseamos un feliz y próspero 2023. Imágenes de - edad de niebla -

101 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page