• Belén Matanza

Paracetamol o ibuprofeno. Cuál elegir



Durante mi labor en la campaña de vacunación contra el COVID pude darme cuenta que existe una gran desinformación en la población respecto al uso del paracetamol y el ibuprofeno que, a pesar de sus similitudes, presentan indicaciones totalmente diferentes, por ello, he escrito este artículo intentando clarificar cuando es indicado utilizar uno u otro medicamento.


Diferencias entre ambos


La principal diferencia existente entre ambos medicamentos es que el ibuprofeno es un antiinflamatorio no esteroideo, es decir, no derivado de la cortisona por lo que, además del efecto antitérmico y analgésico que tiene el paracetamol, posee un efecto antiinflamatorio, de ahí, que las indicaciones de uno y otro sean totalmente diferentes. El paracetamol está indicado para tratar la fiebre, las cefaleas y los síntomas gripales. En cambio, el ibuprofeno está indicado en afecciones que cursen con inflamación como son los dolores reumáticos, la artritis, el dolor menstrual, las anginas, el dolor de muelas o encías, dolores musculares y dolores de las articulaciones. También se recomienda cuando el dolor se vuelve más intenso en patologías crónicas. Suele ser bastante frecuente que los pacientes que tienen dolor habitualmente comenten que el paracetamol no les hace absolutamente nada por lo que precisan recurrir al uso del ibuprofeno para calmar su malestar.


Posología


En cuanto a la posología indicada varía si se trata de uno u otro medicamento. Para el ibuprofeno se recomiendan entre 400 y 600 mg al día. Y dosis superiores a 1200 mg diarios aumenta el riesgo de daño en la mucosa gástrica pues por su mecanismo de acción es potencialmente gastro-lesivo, pudiendo dañar la barrera protectora del estomago. Por este motivo, se recomienda ingerirlo siempre con alimentos y nunca con él vacío, estando desaconsejada su utilización en pacientes con úlcera gástrica. El uso continuado del ibuprofeno aumenta el riesgo cardiovascular, por eso, las personas con patología cardíaca deben tener especial cuidado antes de utilizar este medicamento. No se puede utilizar en niños menores de seis meses y esta totalmente contraindicado durante el tercer trimestre del embarazo.


Por lo que respecta al paracetamol se recomiendan dosis de entre 650 mg y 1 gramo para tratar el dolor y la fiebre, y no tomar nunca más de cuatro gramos al día. No tiene el efecto gastro-lesivo del ibuprofeno y puede utilizarse durante el embarazo. También esta indicado su uso en niños, y la dosis a administrar depende de su peso. Para niños con más de 34 kilos de la dosis indicada es de 500 mg. Y una diferencia fundamental con el ibuprofeno es que no tiene efecto acumulativo en el organismo, por esta razón sus efectos secundarios son más leves. Aunque un uso excesivo de paracetamol puede provocar lesiones en el hígado, que pueden llegar a comprometer la vida del paciente. Al no dañar la mucosa del estomago se puede tomar solo o con agua, leche o zumo.


Los pacientes suelen preferir el ibuprofeno al paracetamol porque sus efectos son más rápidos. Si nos tomamos un ibuprofeno nos hará efecto en media hora y nos calmará el dolor o bajará la fiebre durante seis horas aproximadamente. En cambio, el paracetamol tarda entre cuarenta y cinco y sesenta minutos en hacer efecto, por lo que el ibuprofeno es más inmediato.


Ibuprofeno y mala prensa


En cuanto al uso desaconsejado del ibuprofeno en caso de COVID, tanto la Organización Mundial de la Salud como la Agencia Europea de Medicina insisten en que no existe suficiente evidencia científica que permita descartar el ibuprofeno como alternativa terapéutica en el tratamiento de la infección, aunque la mala prensa del ibuprofeno en el caso del SARS vino motivado por una face news de la que se hizo eco en un tweet el ministro francés de salud, Dr. Olivier Veran, quien recomendaba tomar paracetamol si se tenia fiebre. Lo que si se ha demostrado es que el uso del paracetamol cuando se administra la vacuna del COVID disminuye los efectos adversos de la misma.


Y por supuesto no olvidemos nunca que tanto el ibuprofeno como el paracetamol son medicamentos y como tales no existe el riesgo cero. Por lo que antes de tomar cualquier medicación, especialmente si se trata de mujeres embarazadas, lactantes, niños o personas que tienen patologías añadidas y toman medicamentos con los que se podrían producir interacciones, como pueden ser los anticoagulantes, escuchemos las recomendaciones del médico y tomemos los medicamentos en las dosis recomendadas y los periodos de tiempo marcados. Y por supuesto, no se deben tomar nunca dos AINES al mismo tiempo pues ello multiplica el riesgo de lesión gástrica y hay que ser paciente al tomar el paracetamol dado el periodo de tiempo que requiere para ser efectivo. Solo siguiendo estas recomendaciones el uso de los medicamentos será seguro, aunque se trate de medicamentos como el paracetamol y el ibuprofeno que se venden sin receta médica.


Consultar siempre a un profesional sanitario


A pesar de la facilidad con la que podemos adquirir estos medicamentos NO OS AUTOMEDIQUÉIS. Los medicamentos solo son seguros si se toman en las dosis y los espacios de tiempo recomendados por un profesional sanitario, que es quien debe valorar la conveniencia de su administración en función de nuestro historial médico.



Imágenes de - edad de niebla -

120 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo