top of page
  • Foto del escritorEstrella Collado

Phillis Wheatley: La esclava poeta





¡Imaginación! ¿Quién podría cantar tu poderío?

¿Y quien describiría la velocidad de tu carrera?

Elevándonos a través del aire para encontrar la radiante morada,

El empíreo palacio del tronante Dios,

Sobre tus alas aventajamos al viento,

Y dejamos atrás el rodante Universo,

De estrella a estrella el ojo mental vaga,

Mide los cielos y recorre las regiones superiores…

 

Fue capturada en su país de origen, Senegal, cuando apenas contaba 7 años de edad. Tras un tortuoso viaje fue vendida por los negreros en Boston. Según Eduardo Galeano, la desnudaron y toquetearon. Vejada públicamente, una niña africana inocente y  totalmente asustada. La llamaron  Phillis –como el barco que la transportó- y   el mercader que la compró le añadió su nombre, Wheatley.

 

 Recientemente en un post hablamos de la esclavitud como una de  las grandes injusticias de la historia, esta es una más. Una de tantas historias tristes y dramáticas de los millones de africanos que eran “mercancías” con las que comerciaban  los europeos ávidos de hacer fortuna a cualquier precio: No se puede ser más despreciable.

 

Phillis Wheatley (1753-1784). Una  niña separada vilmente de su familia y de su gente para ser esclavizada, era tan brillante que a los 13 años ya escribía poesías en inglés, una lengua que no era la suya. La pequeña esclava, fue  convertida al cristianismo de la iglesia congregacionalista del Sur. Muy  pronto la familia de Wheatley, quien la compró como empleada doméstica, se sorprendió por su inteligencia. Lo cierto es que la trataron como a un miembro más de la familia y le dieron la oportunidad de formarse intelectualmente. Comenzó a escribir poemas pareados que dieron a conocer en reuniones sociales. Siendo el centro de atención y admiración entre las amistades que frecuentaban sus "amos".  Estudió por su cuenta teología, geografía e historia y publicó sus primeros versos dedicados a la Universidad de Cambridge, en el periódico Newport Mercury .

 

Fuera de su entorno, nadie daba crédito a que la joven africana fuera la autora de aquellos poemas. A los 20 años un Tribunal  integrado por una veintena de “caballeros togados” la interrogó. La joven se vio obligada a recitar textos de autores clásicos como Virgilio, o del poeta británico Milton -uno de sus grandes referentes- y también de varios pasajes de la Biblia. La sometieron a un largo examen, hasta que no les quedó más remedio que aceptar que la joven esclava africana era la autora de los poemas que escribía, y de su gran capacidad intelectual, para  su asombro. Por tanto, no es de extrañar, que la autora haya pasado desapercibida  en un contexto de la historia americana, caracterizado por el colonialismo racista, dentro de un sistema económico-social  esclavista y paternalista. Sin embargo fue la primera mujer afroamericana en publicar un libro en los Estados Unidos de América. Con el título,  “Poemas sobre diversos temas, religiosos y morales, con el cual obtuvo cierta fama.


La temática de su obra está muy influenciada por el entorno familiar en el que creció. Por las creencias cristianas que cobran principal protagonismo en sus poemas, también dedica sendos halagos a personalidades de la sociedad de Boston. Sin embargo sutilmente en sus textos se percibe el ansia de alcanzar la libertad y la igualdad. Así se evidencia en alguno de sus escritos especialmente correspondencia epistolar con el reverendo Samson Occom, donde utiliza el símil de los egipcios de la antigüedad que tenían sometidos a la esclavitud a los israelitas, y cita a los africanos sometidos por “modernos egipcios”.  

 

George Washington, primer presidente de los Estados Unidos, y uno de los que comenzó a cuestionar si era ético tener a personas humanas esclavizadas, fue admirador de la joven escritora africana a quien reconoció como un genio poético y la invitó a visitarle a su cuartel en Cambridge, Massachusetts,  tras leer el poema que le dedicó titulado “A su excelencia el General Washington”,  donde elogia al militar pero también a la lucha por la libertad.  Se conocieron antes de terminada la guerra y de la declaración de independencia que tendría lugar 7 años más tarde de este encuentro.

:

En 1778 su "amos" firmaron su carta de libertad, y  en ese mismo año contrae matrimonio. Phillis Wheatley, tras sufrir la pérdida de varios hijos de muy corta edad y el infortunio de verse en la ruina por las deudas de su esposo, falleció a la edad de 31 años en 1784.

 

 

Imagen poemario de Phillis Wheatley. The New York Times

 

104 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page