top of page
  • Foto del escritorEstrella Collado

Románico en Asturias, San Juan de Amandi



La iglesia románica  de advocación a San Juan Bautista,  está situada en un alto, enclave estratégico, a escasos 2 Km de Villaviciosa  capital del municipio homónimo al que pertenece, conocido en la antigüedad como Maliayo.

Aunque se cree que fue edificado sobre un templo anterior del siglo IX, existe constancia en un documento, de 1201, mediante el cual Alfonso IX y su esposa la reina Berenguela  donan el templo de San Juan de Maliayo  al monasterio de Valdediós. Y en 1270 aparece en el documento de otorgación de la Carta Puebla a Maliayo (Villaviciosa).

 

Resulta evidente que fue reformado en varias épocas, las más recientes en el siglo XVIII en que fue añadido el pórtico que rodea la edificación. En el siglo XX  durante la Guerra Civil fue incendiado siendo posteriormente rehabilitado bajo la dirección del arquitecto Luis Menéndez Pidal Álvarez, dándole un aspecto más parecido al que tenía en su origen. Está considerada una de las expresiones  arquitectónicas  más  importantes del románico asturiano, ya que posee todos los elementos románicos. Por haber tenido varias etapas constructivas los expertos en la materia lo describen como románico tardío con alguna influencia del gótico. Es un edificio religioso de planta rectangular acabado en ábside semi rectangular. La entrada principal posee puerta ornamentada con cuatro arquivoltas de las cuales tres descansan sobre columnas y la cuarta sobre jambas. En la cabecera podemos contemplar una arquería integrada por arcos semicirculares que reposan en columnas de doble piso. Entre la cabecera y la nave un  arco triunfal de triple arquivolta de medio punto, sostenido a ambos lados por columnas adosadas con capiteles con decoración escultórica. En su interior destaca también el ábside, único en el románico astur, con dos pisos superpuestos de columnas adosadas. Los capiteles decorados con motivos variados, escenas de caza, músicos, danzantes, figuras zoomorfas y vegetales. Y escenas religiosas que evocan el paraíso de Adán y Eva,  con el árbol alquímico de siete frutos,  el duelo de los caballeros para algunos historiadores templarios,   el martirio de San Esteban, Daniel en el foso de los leones, la presentación de Jesús en el templo, entre otras. En la parte exterior del ábside los canecillos representan una escena homosexual –uno de los personajes está deteriorado-, otro representa una figura itifálica. En fin, está llena de mensajes ocultos y de simbologías,  J. Antonio Samaniego autor estudioso de Amandi nos da en su libro claves muy interesantes.



En la parte posterior en el prado que se extiende tras la iglesia se encuentra el cementerio.  Rodeando el ábside hacia el pórtico encontramos un tejo, tal vez testigo de antiguos ritos en ese mágico lugar anteriores a la cristianización.

 

Durante la segunda República fue declarado Monumento Histórico-Artístico y en la actualidad está catalogado como Bien de Interés Cultural.

 

Muy recomendable visitar esta iglesia de San Juan, pero  también la localidad de Amandi donde se encuentra el museo “La casa de la Sidra”,  edificios de principios de siglo XX de influencia indiana como las escuelas, muy cerca del templo románico. Y en definitiva  hacer un agradable itinerario cultural. Hay mucha belleza, playas, sendas, bodegas y viñedos, sidrerias, excelentes restaurantes, rutas de arquitectura indiana, la fábrica de sidra achampanada el Gaitero con una interesante historia, que puede visitarse previa reserva. Otras edificaciones  religiosas y civiles que forman parte de  su historia y sin duda no podéis dejar de visitar  el monasterio de Santa María de Valdediós, situado en la parroquia de Puelles, a 8 km de Villaviciosa.




 

 Imágenes de - edad de niebla -

162 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page