• Merche Toraño

Televisión pública y censura

Historias paralelas



A partir de 1956 que se inaugura TVE, poco a poco, sus emisiones fueron entrando en los cuartos de estar de los españoles, y estos familiarizándose con sus programaciones y adaptándose a ellas.


Existe una investigación doctoral sobre los primeros 40 años en la televisión española que avala, que el primer cambio observado en la programación coincide con la ruptura del monopolio estatal y entrada de televisiones privadas. A lo largo de su historia, se han visto muchas cosas en este medio de comunicación pero no han dejado que se vieran otras. Aunque, en España, la censura de la época franquista no tiene mucho que ver con la advenida a partir de la democracia, se ha dado antes y persistido después de la Transición.


La televisión, por su impacto social, se ha erigido en uno de los pilares básicos de la comunicación y como oferta de contenidos ha sido, y sigue siendo, un instrumento de control que han utilizado todos los gobiernos a favor de sus intereses. La inclusión, o no, de ciertos contenidos, ubicar estos en determinados momentos, mensajes subliminales, adaptación o ajuste de la oferta comunicativa a intereses comerciales, políticos o ideológicos, ha venido siendo una costumbre a la que solo le falta convertirse en Ley.


Sería interminable el relato de actos de censura y/o manipulación en esta cadena pública, a lo largo de su existencia, pero citar aunque solo sea alguno como ejemplo, tiene que ser condición indispensable para añadir a la historia de la televisión en España. Algunos casos que se recuerdan por la contundencia con que la censura actuó fueron:


En el programa Planeta azul a partir de uno de sus documentales. Era marzo de 1971 cuando Rodríguez de la Fuente escribía una carta al paleontólogo Miquel Crusafont, en la que le comunicaba que los jefes de televisión española., entonces dirigida por Adolfo Suárez, y a instancias de la Iglesia, le habían prohibido pronunciar en sus documentales sobre antropología, emitidos en esa cadena, la palabra evolución. Esto no era un capricho momentáneo. Durante décadas el mensaje impulsado por las autoridades eclesiásticas y franquistas había sido el Génesis bíblico que asegura: “Dios creó a Adán y Eva…” y el doctor De la Fuente se había referido a la evolución de la especie con tan “peligrosas” frases para la sociedad española como : “… el mar, cuna de la vida” y “los cetáceos, mamíferos marinos que regresaron al oceáno”.


En el año 1993, con Felipe Gonzáles al frente del Ejecutivo, cuando la 2 se esforzaba por ser una alternativa a las cadenas comerciales, Televisión Española retiró, unas horas antes de su emisión en directo, un programa del Gran Wyoming (El peor programa dela semana, se titulaba) porque uno de los invitados era el escritor Quim Monzó que acababa de protagonizar en la televisión catalana una sátira en la que hacía protagonista a la infanta Elena, y hubo miedo a que el escritor, aunque se había comprometido a no tocar el tema, hiciera exaltación del independentismo antimonárquico.


Posteriormente, gobernando José María Aznar, fueron claros ejemplos de censura y manipulación el tratamiento informativo que se le dio a la catástrofe del Prestige. Tuvo varias denuncias por parcialidad informativa. En vísperas de la guerra de Irak, la estrategia de TVE fue reiterar la tesis del gobierno a favor de la Guerra y silenciar las posturas discrepantes. Y en la cobertura del atentado del 11M, además de omitir todas las informaciones sobre las concentraciones de ciudadanos frente a las sedes del PP, se incurrió en las tres manifestaciones básicas de la manipulación: sobreinformación, subinformación y desinformación.


A partir la Ley de reforma de RTVE con Rodriguez Zapatero, en 2006, cuyo objetivo. entre otros. era acabar con la politización, todavía se han dado maniobras de manipulación como, por ejemplo, la descafeinada emisión de un partido de la Copa del Rey. Era el año 2009 y el juego se disputaba entre el Club Barcelona y el Athletic Club Bilbao en el Estadio Mestalla de Valencia. Ante una enorme pitada al himno nacional, la cadena, en el momento más álgido del abucheo, se conectó con San Mamés donde se habían concentrado miles de aficionados del equipo vasco. Aprovecharon el descanso para recuperar las imágenes, pero lo que se dejó ver después, fue cómo sonaba el himno nacional con un volumen muy superior al del sonido ambiente y con planos de algunos futbolistas y aficionados en actitud solemne. El entonces director de TVE, Javier Pons, negó haber dado orden alguna para que eso se hiciera, y cesó al responsable de deportes


Otro asunto que, por no lejano en el tiempo, recuerdo como si fuera hoy, ocurrió en la época de Rajoy. Es relevante, entre otros casos de censura en la 2 de TVE, el abucheo sufrido en directo por el ministro Ignacio Wert en la gala de los Premios Forqué (2014) donde las protestas por parte del público asistente fueron silenciadas rápidamente por una música instrumental a alto volumen mientras se eliminaba el sonido ambiente en el teatro.


Y por lo general así es la trayectoria continuada de las televisiones públicas, con presuntas maniobras de injerencia en los servicios informativos, con intromisiones y coacciones en la labor de algunos redactores. De esa forma todos los gobiernos han intentado instrumentalizarlas.


Y dando la razón al dicho popular: ” En todas partes cuecen habas”, no existe en la historia de la Televisión Española una legislatura durante la cual no haya habido más o menos casos flagrantes de censura=manipulación. Y su despolitización sigue siendo una asignatura pendiente en la democracia española, que no se hará posible hasta que no haya para ello una voluntad unánime y real de los partidos políticos representados en el Congreso.


En otra ocasión hablaremos de las privadas.


Imagen de - edad de niebla -

142 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo