• Merche Toraño

Y Dios creó a la mujer

"Peli" para el fin de semana



A partir de junio, inclusive, hemos comenzado a poneros cine desde la sección Historias contadas de este blog. Cada mes, os seguiremos enlazando con una película de esas que nos hicieron disfrutar


Hoy (julio), os proponemos una que, además de marcar época, descubrió al mito erótico, Brigitte Bardot.

Película


Para ver, clicar en el triangulito blanco

Y Dios creó a la mujer es una coproducción franco-italiana rodada en 1956. Con guion de Roger Vadim y Raoul Lévy, protagonizada en los principales papeles por Brigitte Bardot, Lean-Luis Trintignant y Curd Junges y dirigida por Roger Vadim, marido de la actriz en aquellos momentos.


Con un buen reparto y una jovencísima Brigitte Bardot en el papel de Juliette, es un drama romántico cuya trama transcurre en el ámbito de una familia cuya viuda y sus tres hijos son propietarios de un pequeño astillero en Saint Tropez (Costa Azul, Francia). entonces un pueblo de pescadores que todavía no había alcanzado el gran auge turístico que goza en la actualidad.


Conocida en todo el pueblo como sexualmente muy activa, díscola y libertaria, el personaje principal femenino, que a pesar de todo cree en el amor, es Juliette, una chica huérfana de 18 años que está acogida en adopción por una familia, propietaria de una librería en la que la joven trabaja


Debido a su comportamiento poco ortodoxo en cuanto al modelo de moralidad de los años cincuenta en un pueblo pequeño y dado a las murmuraciones, sus padres deciden devolverla al orfanato cosa que solo podrá evitar casándose.


Celos, erotismo y deslealtades, se conjugan en el universo de Juliette con unos personajes masculinos que son para la chica objetivos de seducción: dos de los tres hermanos, y un hombre mayor y millonario.


En los años de su estreno, Y Dios creó a la mujer levantó un gran escándalo, siendo censurada en varios países, debido al erotismo desprendido por la protagonista y a un desnudo de la Bardot que ahora nos parecería totalmente inocente. Se contó que durante el rodaje de las escenas de alcoba, surgió una gran pasión entre los dos actores protagonistas, Brigitte Bardot y Jean Luis Trintignant, cosa que propició el divorcio del director y la actriz


Esta filmación descubrió al mito erótico Brigitte Bardot y la convirtió en modelo de belleza e icono de moda y sensualidad en los años sesenta. Fue una película que se adelantó a su tiempo y por ello hubo muchas voces que la tacharon de inmoral, pero que en realidad, y vista desde ahora, enaltecía -aunque desconozco si esa era la intención- el derecho de la mujer a disponer de su cuerpo y de las apetencias de este, en una época en que eso solo se les permitía a los hombres. Sobre todo, significaron una gran audacia para la época la temática y el erotismo desprendidos por la actriz.


Estuvo prohibida en España hasta 1971, año en que la censura decidió dejar que se proyectara en las salas especiales en versión subtitulada, y no apta para menores de 18 años. Pero en su estreno en Francia también se colgó el cartel de “interdit aux moins de 16 ans” (prohibida a menores de 16 años)


Con unos personajes tipológicamente estáticos, el desarrollo del guion transcurre con expresiones orales simples y poco trascendentes. Las transiciones son fluidas en el montaje entre escenas en las que el director parece querer sacar más provecho a las capacidades interpretativas de los protagonistas que a la narración en sí. Y desde mi percepción, en algunos momentos con el tono de ambientación acústica un poco alto que distrae de los diálogos. Dios creó a la mujer es una obra expositiva en la que la idea narrativa consigue plasmar la personalidad compleja de los personajes al mismo tiempo que va elevando la tensión hasta el clímax, que tiene lugar al final de la película, con un duro desenlace que podría invitar al espectador de hoy a una reflexión comparativa entre el papel social de hombres y mujeres actuales con aquellos de la década de los cincuenta.

200 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo