top of page
  • Foto del escritorEstrella Collado

Breve historia de los pantalones



Pantaleone fue un personaje de una comedia, que triunfó en la Italia del siglo XVII. Representaba a un anciano muy avaro que utilizaba para vestir unos calzones muy largos. Desde entonces el nombre de esta prenda, en principio masculina, fue tomado de él.


Dicen los historiadores con gran criterio, pues los avalan los hallazgos arqueológicos en diferentes yacimientos, que esta prenda viene de antiguo. Que ya la utilizaban los guerreros mongoles, también los escitas, y germanos. Los celtas utilizaban pantalones o braccae sujetos a los tobillos, y según los romanos todos los pueblos ecuestres los usaban, y por considerarlos bárbaros el imperio prohibió su uso, y no se utilizaron en la vestimenta de los romanos hasta el año 400. En la Edad Media la moda la imponía el pantalón bombacho o calzas abombadas. Primeramente y sobre todo en el modo de vestir regio se llevaban los llamados calzones gregüescos, o simplemente calzones, llegaban abombachados hasta los muslos, estando el resto de la pierna vestido con medias de seda. Usado por Enrique IV y por otros monarcas era la moda que imperaba en Europa especialmente España, Inglaterra y Francia. A principios del XVII el rey francés Luis XIII impone la moda tipo militar llamado estilo mosquetero, se alargan, se estrechan y se ajustan los calzones hasta la pantorrilla. Esta prenda fue indispensable en la indumentaria militar desde el siglo XVI.


El pantalón que cubre de la cintura hasta los pies bifurcado en dos perneras comenzó a ser tal y como lo conocemos hoy a partir de finales del s. XIX en que su uso se generalizó entre los varones, formando parte inseparable de los roperos masculinos con diferentes variaciones según las modas de cada momento.


En la indumentaria femenina su uso fue muy tímido, a principios del siglo XX comenzaron a utilizarlo para hacer deporte. Posteriormente durante la II Guerra Mundial se fue extendiendo su uso al pasar la mujer a incorporarse al mercado laboral, a las fábricas que quedaron sin mano de obra al estar los hombres combatiendo, y por utilizar una indumentaria más cómoda y apropiada para las faenas diarias comenzaron a utilizar los pantalones de sus maridos. Pero realmente fue Coco Chanel quien apostó por su imposición en la moda de las mujeres, haciéndolas pasar de las enaguas y los corsés a sus elegantes e innovadores diseños. Siendo desde entonces una indumentaria vinculada al empoderamiento de la mujer. En 1935 en EEUU ya comenzó a imponerse el pantalón vaquero o tejano para la mujer a través de la marca Lady levi’s. Aunque la auténtica “revolución del pantalón” en la moda femenina se produce a partir de 1960.


Una mención especial se merece el internacionalizado y siempre presente en la moda de hombres y mujeres pantalón vaquero. Los vaqueros eran confeccionados en un tejido especie de mahon con fines laborales, primero para los mineros, y posteriormente los utilizaban los cuidadores de ganado vacuno, de ahí su nombre. Fueron creados por Levi Strauss y por Jacob Davis, quienes los patentaron en 1871. Aunque algunos investigadores coinciden en que el origen de esta prenda puede provenir de las ciudades de Génova en Italia y Nimes en Francia, que es la más aceptada puesto que la tela utilizada recibe el nombre de “denim” (de Nimes) donde hay constancia de que se fabricaba. Está documentado el algodón que se cultivaba en Manchester principal productor europeo de esta fibra, que facturaba envíos al Nuevo Mundo, pero también está documentada la venta que efectuaba a una pequeña localidad vasca que elaboraba su propia tela y la exportaba. Hay otra teoría al respecto que achaca su origen a los emigrantes del País Vasco, que utilizaban en sus quehaceres este tipo de pantalones, y al emigrar a Texas se los llevaron con ellos. Algunas voces cuentan que 30 años antes de que los patentara Levi Strauss ya se confeccionaban en Guipúzcoa, lo cual es posible teniendo en cuenta que con el algodón inglés hacían sus telas, como se evidencia documentalmente la actividad de la empresa llamada “Tintes y acabados de Vergara, Exportación”, que en 1846 ya fabricaba denim.


Fue extendido el uso de esta prenda en el mundo a través del cine, donde los actores y actrices norteamericanos como James Dean los lucían en la mítica película Rebelde sin causa, o Marylin Monroe en la película Río sin retorno y otros actores como Robert Redford o Marlon Brandon también contribuyeron a propagar esta prenda en el mundo occidental. El vaquero fue evolucionando con los nuevos tiempos al calor de las tendencias hasta nuestros días y supuso la democratización de la moda.


Imagen de - edad de niebla -

115 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page