• Estrella Collado

Edadismo




En los últimos tiempos la palabra "edadismo" está de gran actualidad y el responsable fue el médico y premio Pulizer Robert Buther


Con este término surge la idea para dar respuesta a la estereotipificación y discriminación que existe contra las personas mayores, individual y colectivamente, en nuestra sociedad. En un principio se comenzó a utilizar en España la voz "edaísmo" y también tomado como préstamo del inglés "ageísmo", generando un amplio y largo debate en su acepción. Finalmente fue aclarado por FUNDE, fundación promovida por la Agencia EFE y respaldada por la RAE con el objetivo de cuidar el buen uso del idioma español en los medios de comuncación, e implantándose como correcto "edadismo" para hacer referencia a la segregación por razón de la edad. Fue acuñado, allá por los años 60, por el estadounidense Robert Buther, médico, gerontólogo y psiquiatra quien destacó internacionalmente por su trabajo y sus aportaciones en el campo del envejecimiento y la demencia. Este concepto incluye, además, el menosprecio a la dignidad y, en muchos casos, la violación de los derechos del mayor.


Cada día podemos ver en los medios de comunicación, e incluso comprobar en nuestro entorno más cercano, como se dan estas circunstancias que denuncian colectivos, instituciones y asociaciones de personas mayores, entre estas, la Unión Democrática de Pensionistas asegura que esta cuestión se está convirtiendo en una de las grandes formas de marginalidad junto a otras como el racismo, sexismo u homofobia, siendo definidas por los expertos como alienaciones "sutiles y difíciles de identificar".


Nuestro sistema social ha cambiado tanto que apenas contempla a nuestros mayores. A lo largo de la historia llegar a edades avanzadas era considerado todo un símbolo de sabiduría humana y por ello en sus comunidades eran seres respetados y venerables. En cambio, en este modelo social tan avanzado en que vivimos se relega a los mayores, "cosificándolos" como "algo inservible" e incluso "molesto", pasando los jóvenes a ocupar su espacio. Cuando nos preguntamos cuál es el lugar de las personas de más edad comprobamos, con tristeza, que la propia sociedad los margina. Sin embargo, la nueva generación de la llamada "tercera edad" son personas cualificadas en su mayoría, con inquietudes culturales y sociales. Formados, o con ansías de formarse, que disponen de mucho tiempo, cultos y que además manejan las nuevas tecnologías. Están en buena forma física pues practican deporte, son solidarios y dinámicos. En definitiva, quieren envejecer activamente porque tienen mucho por hacer y mucho que aportar.


El edadismo, lamentablemente, contribuyen a promoverlo las agencias publicitarias, las redes sociales o los medios de comunicación. Pero también, y no nos olvidemos, las empresas privadas y las administraciones públicas que limitan la capacidad laboral de este colectivo y no valoran su experiencia, ni le dan las oportunidades que se merecen a pesar de la edad.


En los medios de comunicación podemos percibir la poca sensibilidad que muestran, en ocasiones, cuando se dan noticias relacionadas con el tema que nos ocupa. A través de fotos e imágenes nos transmiten personas mayores con semblante triste, aspecto enfermizo, imposibilitados o con escasa movilidad. También por la terminología utilzada, en determinados casos, despectiva e incluso ofensiva. Asociaciones y colectivos piden por ello que se utilicen unas pautas sobre el uso del lenguaje mediático frente al edadismo. Y solicitan tanto a los medios como a la sociedad que se les dé visibilidad y se reincida en en su importancia como fuentes de información a tener en cuenta. Y posicionarlos como se merecen por ser referentes de vida y de sabiiduría. Así mismo, reivindican "buen trato" para ellos y denuncian como su imagen se ve "oculta y denegada" injustamente puesto que son ciudadanos de pleno derecho que han de ser tratados como el resto de la sociedad.


Imagen de - edad de niebla -







171 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo