top of page
  • Foto del escritorEstrella Collado

El cultivo del naranjo en Asturias



Naranjo (Citrus sinensis). A pesar de estar muy extendido en el área mediterránea donde se ha adaptado perfectamente, el naranjo es originario de Oriente, y desde China fue traído a Occidente por los árabes. Una de las condiciones para su desarrollo es tener un clima suave y cálido.


Es un árbol de porte pequeño, no suele superar los 5 metros de altura. Su floración es muy espectacular por la belleza de sus flores y por su delicado aroma, recibe el nombre de flor de azahar. En la Península Ibérica en la actualidad predomina su cultivo en Valencia y zonas del Ebro, gozando la naranja valenciana de gran prestigio en los mercados del mundo. También hay naranjos en otras muchas zonas de España. El naranjo es de la familia del limón y del pomelo. Existen muchas variedades con diferentes características y sabores.


Parece que llegó al Principado de Asturias en el siglo Xlll tras la Reconquista, de parte de los territorios ocupados por los reinos árabes en Andalucía, por las tropas castellanas, en esta ocasión El Valle de Guadalquivir y Murcia. Alfonso Vlll derrotó a los almohades en la famosa batalla de las Navas de Tolosa y a Fernando lll se debe la toma de Sevilla en 1248.


En la costa Cantábrica, sin apenas heladas, se aclimataron muy bien y se producían muy abundantemente. En el Valle de San Jorge y otras zonas del concejo de Llanes, podemos ver aún muchos naranjos en huertas y jardines, junto con los limoneros, y es que a finales del s. XVlll hubo una cuantiosa producción de cítricos en el concejo llanisco que era exportada a Inglaterra en cuyo mercado y por sus características tenían mucha demanda para la confección de mermeladas. Igualmente ocurría en el vecino concejo de Ribadesella cuyo puerto en períodos, incluso, anteriores al siglo XVlll, existe constancia de que fue vía de salida de los cítricos que se cultivaban en esta zona al igual que en toda la costa asturiana por su clima benigno. En otras zonas se exportaban a Francia, Holanda y otros países europeos. El Padre Carvallo así lo relata en su obra en el siglo XVll:


De naranjas y limones hay tanta abundancia que se cargan muchos navios para Francia, sin la mucha que llevan para Castilla y se gasta en la tierra”.


Tanto en Gijón, como Avilés, Luarca, Villaviciosa, Llanes -tal vez Ribadesella - está documentada la celebración de la “Fiesta de la Naranja” que se llevaba a cabo a finales de enero y principios de febrero para celebrar la gran recolección que se realizaba de estos frutos. En Nueva de Llanes, un autor local, González Abin, cita la “Guerra de las Naranjas” como tradición que realizaban los jóvenes por los carnavales. En Oviedo, el 2 de febrero, coincidiendo con la Candelaria celebraban la llamada “Romería de las Naranjas” pues llegaban a la capital del Principado los campesinos de la región con sus carros cargados de estas frutas y a lo largo de la Calle o Cuesta de la Vega se ubicaban todos sus puestos.


Posteriormente el Levante se apoderó del monopolio de estos cultivos, al comenzar a plantarlos en grandes extensiones. Asturias no pudo competir, supliendo entonces los cítricos por plantaciones de manzanos.


De aquellos plantíos aún se conservan algunos ejemplares. La especie citrus, amarga que es la que se da más profusamente es muy utilizada para confituras, mermeladas y licores, y muy apreciada por sus ricas cualidades medicinales. Pero también se pueden encontrar algunas variedades dulces aunque su tamaño es pequeño y poco atractivo para la venta en los mercados actuales.


Imagen de - edad de niebla _

150 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page