top of page
  • Foto del escritorEstrella Collado

Injusticias de la historia, la esclavitud en la edad moderna



Salvador de Bahía (Brasil) el que fuera mayor puerto de esclavos del continente.


Europa tiene una gran deuda con África, no sólo en la explotación ingente  de sus materias primas sino, y lo que es más vergonzoso e inhumano, el comercio de sus gentes tratadas peor que entonces se trataba a las “bestias”.  Generando todo un sistema económico que incluso llegó a cotizar en bolsa. Este tráfico esclavista se llevo a cabo del s. XV hasta casi finales del s. XIX. En 1784 Carlos III prohibió marcar con hierro candente  a los esclavos.

 

El comercio humano de esclavos fue iniciado en el siglo XV por Portugal, Francia, Holanda e Inglaterra. España se sumó en el siglo XVIII Estos países enviaban barcos cargados de manufacturas, y las de menos valor eran intercambiadas por seres humanos que convertían en esclavos para comerciar con ellos en los mercados esclavistas americanos, de sus colonias, como mano de obra en las materias que se explotaban en ellas, preferentemente algodonales, cafetales, caña de azúcar o plantaciones de tabaco. El modelo de producción en las colonias estaba basado en los monocultivos con mano de obra gratuita de los esclavos que  compraban. Un negocio redondo. Los africanos capturados a la fuerza en sus países de origen eran tratados como mercancías, maltratados, sin derechos, privados de libertad, una vida que dejaba de pertenecerles para pasar a depender de las órdenes de sus “dueños” que en general los sometían a toda clase de vejaciones. La Real Compañía Francesa de Guinea y la británica South Sea Company abastecieron los mercados negreros españoles durante gran parte del s. XVlll. Carlos lll liberalizó la trata y los particulares comenzaron a fletar barcos para iniciarse en este cruel pero fructífero comercio.


Teniendo en cuenta que antes del comercio humano negrero se había esclavizado a los moriscos, se calcula que en España unos dos millones de personas fueron esclavizadas en el transcurso de casi cuatro siglos para trabajar contra su voluntad,  en las tareas más duras tanto en las provincias de ultramar como en la península. De hecho la población esclava en SeviIlla era tan evidente que le apodaban “el tablero de ajedrez”. El famoso pintor Velázquez tuvo  como ayudante en su estudio sevillano a un esclavo a quien retrato con porte elegante, de nombre Juan de Pareja,  morisco oriundo de Málaga, tras concederle la carta de libertad en 1650, se convirtió en pintor emulando los retratos de su maestro.

 

En Haití se produjo una Revolución de esclavos que consiguen la independencia y a partir de este momento comienza el declive de tan inhumano comercio. Los movimientos de concienciación en contra del esclavismo se van haciendo oír en el mundo. Por iniciativa de Inglaterra en 1817, España se compromete a ilegalizar el tráfico de esclavos con la firma de un tratado que no se cumplirá. Se inician los movimientos abolicionistas y al calor de ellos surgirá La  Sociedad Abolicionista Española integrada por intelectuales como Emilio Castelar, que trabajaron intensamente para conseguir erradicar la esclavitud. Castelar con su discurso La abolición de la esclavitud a favor de los esclavos de las colonias españolas, pronunciado en el Parlamento el 20 de junio de 1870, influye de modo decisivo en la supresión de esta práctica inhumana en Puerto Rico. A estos movimientos se van sumando las mujeres quienes realizaron una labor importantísima, aunque hayan quedado relegadas a un segundo plano en la historia. Las escritoras del Romanticismo en España fueron fundamentales en la lucha contra la ignominia del tráfico de seres humanos, escritoras como  Carolina Coronado, Enriqueta Lozano,  Concepción Arenal, Rosalía de Castro entre otras muchas. Ellas concienciaron a la sociedad a través de sus obras literarias,  de sus artículos en la prensa “abolicionista” que surge con estos movimientos, pero también con charlas y conferencias que ellas organizan. En 1837 convocan el I Congreso antiesclavista femenino.

.

El 4 de julio de 1870 se promulgaba en España la ley preparatoria o de abolición gradual de la esclavitud,  conocida como “Ley de vientres libres” o “Ley Moret”.  Al menos con ella se inicia el punto de partida de un  largo proceso de abolición de la esclavitud en las Antillas Españolas que se prolongó hasta 1873 en Puerto Rico y hasta 1886 en Cuba.


Imagen de - edad de niebla -

 

 

366 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page