• Estrella Collado

Marvin Harris y el materialismo cultural



Marvin Harris (1927-2001). El neoyorkino que revolucionó la antropología


Nació y se crió en el emblemático barrio de Blooklyn. Muy joven se casa con Madaleine con quien tendrá una hija y posteriormente cursará estudios en la Universidad de Columbia, donde además fue profesor y presidente del departamento de Antropología. Alumno de Stewrd, a través de este conocerá las teorías de Karl Wittfogel, Leslie White y Gordon Childe, cuyas influencias serán determinantes en su metodología del “materialismo cultural”.


Estuvo en Brasil realizando estudios de campo en el estado de Bahía durante los años 1950 y 1951. En 1953 obtiene el título de Doctor en la Universidad de Columbia con un trabajo de investigación a cerca de la comunidad de Minas Velhas, un pequeño pueblo en las montañas de la zona oriental del país brasileño. Durante los años 1953 y 1954 ocupa el cargo de asesor de investigación del National Institute of Pedagogial Studies de Río de Janeiro. Recorre el mundo con sus estudios y en 1956 y 1957 permanece en Monzambique, África, volcado en la observación de la tribu de los Thonga. En 1960 viaja a Ecuador para realizar trabajo de campo en Chimborazo y regresa nuevamente a Bahía. En 1976 bajo el patrocinio de la National Safety Foundation se traslada a India para la realización de estudios acerca de los recursos proteínicos del país asiático. Harris revolucionó la antropología y fue un innovador, destacó por dar una explicación creíble sobre ciertos tabúes alimentarios, como la prohibición de comer carne de cerdo por parte de judíos y musulmanes, que razona con argumentos muy convincentes a través de la lógica, más que de las imposiciones religiosas.


Se enfrentó a teorías clásicas que explicaban las guerras como mera consecuencia de la agresividad masculina innata en el género humano. Mientras que él la rebate apoyado en sus investigaciones y llegando a la conclusión de que las guerras son originadas por la presión demográfica y por la escasez de recursos como causas principales.


Estuvo de profesor en Columbia hasta 1980 para tomar posesión como profesor en la Universidad de Gainesville, Florida. Ocupó diferentes cargos en el ámbito universitario e impartió numerosas conferencias en universidades americanas y europeas. Fue toda una personalidad a quien los medios de comunicación tenían muy presente en sus programas especializados y debates.


Fue el creador de la corriente que bautizó como materialismo cultural, mediante la cual construye una teoría generalizadora que aglutina principios científicos sobre determinadas causas de la evolución sociocultural humana.

Su obra es muy fecunda, de temática básicamente antropológica. Tiene editados diecisiete libros, también textos de divulgación y universitarios.


Uno de sus libros referentes es sin duda Canibales y Reyes, donde Marvin Harris explica los orígenes de la guerra, del capitalismo, del estado y de la supremacía masculina.

Revela el verdadero significado de la Eucaristía, expone por qué los hindúes creen en las vacas sagradas y cuál es la lógica subyacente de las leyes dietéticas judías. También explica por qué se inventó la agricultura, y las causas de los matrilinajes y revela las razones de los sacrificios aztecas.


Según la teoría de Harris, todos estos logros culturales tienen esencialmente la misma explicación, y se basa en que las costumbres de la humanidad vienen y se van de acuerdo con su rentabilidad. En una serie de ensayos que varían en el tiempo desde la antigua Edad de Piedra hasta nuestros días, y temáticamente desde las guerras tribales en Sudamérica hasta la población de China, Harris considera que la suerte evolutiva de las formas culturales está determinada por el grado en que contribuyen al bienestar de la humanidad.


Toda sociedad está comprometida en la producción de aquellas costumbres que van a hacer uso efectivo de los recursos disponibles. Y toda clase de instituciones desde el canibalismo hasta el capitalismo, pueden ser explicadas por un tipo de contabilidad de costos ecológicos: las instituciones aparecen o desaparecen en virtud de los beneficios prácticos que rinden, dados sus costos materiales. Este es el cálculo del «materialismo cultural» de Harris.


Se complementa con una teoría del crecimiento acumulativo de la población y con la idea de que ésta tiene una tendencia natural a excederse en el consumo de los recursos, de forma que la aplicación del programa de costo-beneficio se hace necesaria para la supervivencia cultural. La visión general es que, en la escala de la historia, toda cultura es negocio.



Imágenes de -edad de niebla -





106 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo