• Estrella Collado

Monumentos XL



Últimamente se ha puesto de moda el termino XL, correspondiente a las prendas de vestir de tallas grandes, para hacer referencia a la tendencia que han sentido los hombres a lo largo de la historia por la realización de monumentos de tamaños colosales.


Desde tiempos ancestrales el hombre ha querido realizar grandes obras arquitectónicas o escultóricas, sobre todo representaciones humanas de sus dioses, a gran tamaño. Esta obsesión por la monumentalidad ha existido en todos los periodos de la historia. Desde las piedras de Stonehenge en Inglaterra, de época megalítica, pasando por el Buda, esculpido en piedra más grande del mundo, en la provincia de Sichuán, cuyo trabajo fue iniciado en el año 700 d. de C. durando la friolera de 90 años, la Gran Muralla realizada en el siglo V a. de C, mide casi 9000 km de largo, dicen que es la única construcción humana que se ve desde el espacio, hasta el puente de Duge sobre el río Beipan, también en China; la ciudad de Petra en Jordania fundada a finales del siglo VII a. de C., el Taj Mahal en Agra –India-, la Mezquita Azul en Turquía, los moais o estatuas de la isla de Pascua, las cabezas olmecas de los estados de Veracruz y Tabasco -México- la ciudad inca de Machu Pichu en Perú construida en el siglo XV sobre un complicado promontorio rocoso, la estatua de la Madre Patria de Kiev –Ucrania-, o el rascacielos Burj Khalifa en Dubái, entre otras muchas extendidas por el mundo tanto de la antigüedad como de la actualidad.


Dentro de las siete maravillas del mundo antiguo es obligado citar a el Coloso de la isla de Rodas, que fue una gigantesca estatua dedicada a Helios, Dios griego del Sol, su escultor fue Cares de Lindos en el año 280 a. de C. Fue destruida por un terremoto algunos años más tarde. La estatua de Zeus en Olimpia, la pirámide de Keops, de la cual hablé en otro post, y el faro de Alejandría ambas en Egipto.


En la actualidad se llevan el título de talla súper XL la Estatua de la Libertad, como todos sabemos el icono, por excelencia, de la ciudad de New York. Inaugurada en 1886 se ubica en la isla de la Libertad al sur de la isla de Manhattan. Fue regalada por Francia a los Estados Unidos para conmemorar su Declaración de Independencia del Reino Unido y como signo de amistad entre los dos pueblos. O el Cristo Rey de Swiebodzin en Polonia, con 36 metros de altura.


Otro mítico XL es sin duda el Cristo Redentor que imprime el sello de identidad de la ciudad de Río de Janeiro en Brasil, al que hemos visto incansablemente en numerosas películas y documentales. Es uno de los lugares con más visitas y peregrinaciones cristianas y con más reclamo turístico del planeta. Obra del escultor francés Paul Landowskie, se ubica en el monte Corcovado a 700 metros sobre el nivel del mar, es una imagen del Corazón de Jesús con los brazos abiertos, de 30 metros de altura, que ocupa el lugar de un antiguo mirador. Este proyecto fue gestado por un presbítero católico y por la princesa Isabel de Brasil, sin embargo no se llevaría su ejecución a cabo hasta 1926, para conmemorar la independencia de Brasil, siendo inaugurada en 1931. Para llegar existe un ferrocarril que ya había sido construido a finales del siglo XIX para visitar el mirador del Corcovado. La ascensión la suelen amenizar grupos de samba que dan alegría y color al breve aunque elevado recorrido.


Estos son una mínima representación de la grandiosidad de los numerosos monumentos que forman parte de la historia de la humanidad en su afán de crear, de expresar y de superarse.


Imagen de - edad de niebla -

116 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo