top of page
  • Foto del escritorEstrella Collado

Movimientos por la templanza




El movimiento social por la Templanza surge en Suecia como crítica contra el excesivo consumo de alcohol. Hay que tener en cuenta que a finales del siglo XVIII y principios del XIX los países con más número de personas ebrias en Europa eran Rusia y Suecia.


El movimiento por la templanza o temperancia además de la crítica al consumo en exceso de alcohol, promovía la abstinencia y apoyaba las leyes que lo prohibían. Fue ramificándose y además de Suecia todos los países de influencia cultural anglosajona se suman a este movimiento, que por otro lado surge con el ánimo de promover una “reforma moral”. Tuvo gran calado en Estados Unidos y se intrincó con otras corrientes ideológicas.

De estas tendencias surgen las pioneras de la primera ola feminista motivadas por el papel activista que tuvieron las mujeres en la lucha contra el alcohol. Bajo la influencia de las iglesias protestantes, ellas lograron ser la “autoridad moral” en sus familias y el predominio que ejercía el consumo de bebidas alcohólicas en sus maridos suponía una amenaza para la estabilidad y la armonía de sus hogares. Así, junto con varones partidarios de la templanza promovieron una serie de iniciativas y campañas con panfletos, canciones caricaturas y discursos, para concienciar acerca de los daños que el alcohol estaba provocando.


En EEUU surge en 1826 la Sociedad Estadounidense para la Promoción de la Templanza, en la ciudad de Boston. Se extendió como la pólvora y dio a las mujeres la posibilidad de participar en la vida política pública por primera vez. Fue tanta su fuerza que las afroamericanas que venían reivindicando el derecho humano básico de libertad, ante el injusto sistema esclavista americano, se empoderaron con las activistas de la temperancia y reforzaron sus organizaciones sociales, resultando estas, fundamentales para el abolicionismo del siglo XIX. El 12 de febrero del año 1821 un grupo de más de 200 mujeres afroamericanas fundaron la Sociedad “Hijas de África en Filadelfia”. A partir de este momento se crean diferentes sociedades con el fin de concienciar y sensibilizar a los poderes públicos y a la sociedad en general. Estas mujeres lucharon con tesón y con base sólida pues se formaban a la vez culturalmente y escribían cartas, poemas, artículos, ofrecían conferencias por todo el país para erradicar la esclavitud. Mujeres tan valientes como Sarah Louise Forten, Jarena Lee o María Stewart entre otras, se pronunciaron abiertamente por la erradicación de la esclavitud, por los derechos ciudadanos y por la educación de las mujeres.


No todas las abolicionistas fueron feministas pero estas debieron sus carreras públicas a las que lucharon por la abolición. Lo cierto es que muchas mujeres blancas se unieron en organizaciones contra la esclavitud. Hay que puntualizar que estas organizaciones estaban manejadas por hombres y no permitían a las mujeres hablar en público. Entonces las mujeres abolicionistas como respuesta organizaron la Convención contra la esclavitud de las Mujeres estadounidenses en New York en 1837. A partir de este momento el movimiento feminista fue imparable aunque se encontró muchísimos obstáculos en el camino.


A pesar de los logros, la lucha continua en nuestros días, con el objetivo prioritario de alcanzar la igualdad plena entre hombres y mujeres contribuyendo a crear una sociedad más justa.


imagen de - edad de niebla -


122 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page