top of page
  • Foto del escritorMerche Toraño

Una historia de cine



La he vuelto a ver después de algunos años y os la recomiendo. El relato es un ejemplo de la facilidad con la que se puede crear una falsedad a través de los medios de masas. Después de la lectura podréis dilucidar si tengo un poco de razón o no.


Como esta sección se titula Historias contadas, comienzo la historia que es la de una familia que sufre las consecuencias de un país detenido en la adhesión a un partido y a una ideología. Se desarrolla durante un periodo de tiempo en el que la República Democrática Alemana (RDA) bajo la influencia del Partido Socialista Unificado, se enfrentaba a unos ciudadanos que mostraban signos de agotamiento ante una represión que empezaban a denunciar, participando en movimientos sociales en las calles.


Se narran los hechos a través de Alexander, uno de los protagonistas, que, a lo largo de la trama, va contando todas las peripecias en las que tuvieron que participar el resto de sus parientes, amigos, y él mismo, para salvaguardar la estabilidad emocional de su madre, aferrada a la causa del partido en el que creía. La mujer pasaba por una situación de salud muy delicada, desencadenada a raíz de un infarto que había sufrido en plena calle cuando, en una de las manifestaciones opositoras al sistema presencia. por casualidad, un enfrentamiento entre policía y manifestantes en el que su hijo Alexander participaba y era golpeado y detenido por los agentes. Las consecuencias de este problema cardiaco fueron ocho meses en estado de coma en un hospital y un despertar en una Alemania diferente que vivía, tras la caída del muro de Berlín (1989), un rápido proceso de unificación entre Alemania Occidental y Oriental.


Debido a la fuerte creencia de la doctrina del partido en el que militaba, en el momento de su ingreso en el hospital, a lo delicado de su salud, y con evidentes lagunas en su memoria de evocación, la prescripción médica para esta madre ante su vuelta a casa fue de absoluto descanso físico y psíquico. Y la recomendación a sus hijos, de relatarle con mucha delicadeza los hechos ocurridos durante el tiempo que había permanecido dormida.


Es ahora en el regreso de la mujer al hogar, cuando Alexander considera que para preservarla de riesgos que puedan dañar su estabilidad emocional, hay que actuar sobre el escenario comunicativo y transformar la realidad. Recurre a la ayuda de un amigo experto en la producción de vídeos y a otras personas conocidas que se prestan a la farsa con el fin de construir una serie de episodios engañosos que hicieran creer a su madre que seguía viviendo en la misma Alemania socialista de ocho meses antes.


Recurriendo a la memoria artificial y con la ayuda de su amigo, Alexander produce unos vídeos que simulan los programas informativos que se estarían emitiendo si en el país no se hubieran dado la transformaciones que convirtieron a las dos Alemanias enfrentadas en la República Federal Alemana. La madre, siempre ajena a lo ocurrido, ve con placer aquellos noticieros en los que el partido con el que colaboraba "continúa" llevando a la nación por el camino de la igualdad y la justicia; hasta que un día se levanta de la cama, sale de casa y deambula por la calle sin entender que lo que ve es el comienzo de la adaptación de un sistema inmóvil a otro globalizado. El hijo que percibe la ausencia, va en su busca y la devuelve a su cuarto, utilizando como argumentos para justificar los evidentes cambios en el paisaje urbano falacias de todo tipo y dificilmente creíbles por una mente libre, pero admitidas con sumisión por esta mujer acostumbrada a vivir ideológicamente dirigida.


Os dejo el enlace de la película por si la queréis ver:


En uno de los momentos álgidos de la trama es de destacar la recurrencia del hijo a la argumentación deductiva apoyada en el silogismo disyuntivo: "O ayudamos a mamá o empeorará" y a la falacia de aplicación a la piedad para ganar la voluntad de su hermana y amigos con el fin de conseguir que colaborasen en su plan. Y más tarde, cuando su madre pide un televisor, las complicadas maniobras del hijo para esconder los cambios ocurridos en el país.


La instrumentalización que practicó con un medio de comunicación ficticio el protagonista principal de la película me conduce a algunos de los muchos ejemplos reales que demuestran el dirigismo del Ejecutivo de cualquier época en la política informativa como por ejemplo:


En TVE las elecciones generales de 1993 o la fuerte campaña en favor del sí para la permanencia de España en la OTAN (1986). El de las elecciones municipales, autonómicas y al Parlamento Europeo en 1987. La retransmisión en diferido, y a horas intempestivas, del debate parlamentario de aprobación del decreto-ley de expropiación de Rumasa, haciendo caso omiso a la junta de portavoces (1984) o el sangrante caso del reportaje de Informe semanal sobre la labor de Fraga en el Ministerio de la Gobernación (1985). La réplica a que muchos trabajadores de TVE fueron obligados a firmar para rebatir "La carta de los 180" (1982). El especial emitido por TVE con motivo del primer aniversario de Aznar en el Gobierno. O los mensajes subliminales aparecidos en Los desayunos de TVE (2007). La imagen fija de los tres encapuchados que se "coló" en el Telediario de las nueve, presentado por Lorenzo Milá, mientras hablaba Rajoy en el Congreso (octubre 2007) y otros casos recientes que, a poco que pensemos, vamos a recordar o incluso estamos viviendo.


Es clara la facilidad con que se puede crear una falsedad a través de los medios de masas y la credibilidad que la mayoría de la gente les otorga todavía en este siglo XXI, especialmente a Internet. También es muy fácil que una mente cognitivamente debilitada por un adoctrinamiento ideológico totalitario u oportunista sucumba a la negación de la evidencia ante unos argumentos que necesita creer. Pero hay una excepción que puede ocurrir y es que el manipulador puede resultar manipulado cuando la mente del contrario es capaz de abrirse al criterio propio y comprender.


Y esto ocurrió en esta película cuando al final, dándose cuenta Alexander que no puede ir más allá, decide editar un último informativo para poner a su madre en antecedentes sobre los cambios. Con cierta versión de falsa analogía entre la situación fingida y la antigua realidad, expone la situación actual, contando cómo al antiguo presidente le había sustituido un astronauta que había decidido derribar el muro y unificar Alemania bajo el régimen socialista. Lo que no sabía es que esta vez el engañado era él, ya que su novia le había contado a la madre toda la verdad.


Imagen de - edad de niebla -











124 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page