• Belén Matanza

Vacunacion COVID-19

Últimas novedades



En el último mes se ha incrementado el ritmo de vacunación contra la COVID, y ya son muchas las personas que han pasado por los centros de salud a recibir su dosis. La primera pregunta que suelen hacer es: ¿Qué vacuna me vais a poner? Muchos, aleccionados por el bombardeo diario de información facilitado por los medios de comunicación que están provocando, en no pocas ocasiones, mucha confusión entre los ciudadanos. Y es que, hoy por hoy, todos conocen el nombre de las vacunas que nos ponen, y muchos están atemorizados con la Astrazeneca, que se ha convertido en el patito feo de las vacunas por las noticias que han aparecido en las noticias. Y es que a los medios, muchas veces, les gusta más resaltar lo impactante que la propia realidad, pues si bien es verdad que se han dado algunas ocasiones de trombos, en el caso de esta vacuna, también es verdad, que dichos incidentes no llegan al 0,0004 de los millones de vacunas ya utilizadas con lo que el porcentaje de riesgo es mínimo, pero esta Astrazéneca es la gran demonizada del espectro de las que actualmente existen contra la COVID. Lo que si se puede afirmar por la evidencia científica, es que todas las vacunas son igualmente seguras. Cada una tiene un ciclo diferente de vacunación, y la ventaja de la Astrazeneca, es que ya proporciona inmunidad a partir de la primera semana, por lo que la segunda dosis se debe suministrar a las doce semanas, salvo las personas que han padecido la enfermedad en los últimos seis meses, no es precisa una segunda dosis. A diferencia, por ejemplo, de la Pfizzer, cuyo ciclo es mucho mas corto, pues la inmunidad solo se consigue tras la administración de las dos dosis, y todavía hay que esperar una semana más, tras la vacunación de la segundad dosis para lograr la inmunidad pretendida. No es la primera vez ni será la última en que un paciente se ha contagiado de COVID entre la primera y la segunda dosis.


Actualmente, la Comisión de Salud Pública ha aprobado la actualización 5 de la estrategia de vacunación, que entre otras novedades ha ampliado la edad de utilización de la vacuna Astrazeneca de los 55 a los 65 años, y ha actualizado algunos de los grupos de riesgo a vacunar.


Precisamente, la gran desacreditada ha permitido completar la vacunación de los grupos de población priorizados por su actividad esencial, como son los trabajadores sanitarios y sociosanitarios que no están en primera línea, y las de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad y los docentes, y ese mes de abril se vacunará a las personas de 56 a 65 años, comenzando por los de más edad.


Existen pacientes que han sido catalogados de muy alto riesgo, entre los que están incluidos los trasplantados de órgano sólido o lista de espera para este, personas en hemodiálisis y diálisis peritoneal, enfermedad oncohematológica, cáncer de órgano sólido en tratamiento con quimioterapia citotóxica, cáncer de pulmón en tratamiento con quimioterapia o inmunoterapia, recibe radioterapia por un tumor de localización torácica con riesgo de neumonitis, infección con VIH, personas con inmunodeficiencia primaria y síndrome de Down mayores de 40 años, todos ellos, se vacunarán de manera simultanea al grupo de edad comprendido entre los 70-79 años y se utilizaran las vacunas de ARNm con la finalidad de alcanzar la mayor protección en el menor tiempo posible.


A mediados de abril, con la llegada de la JANSEN, se permitirá aumentar el ritmo de inmunización en los grupos de mayor edad. Y lo que debemos tener en cuenta, es que ese ritmo debe ser lo más rápido posible, pues aun estamos muy lejos de lograr esa inmunidad de rebaño del 70-80%, que precisamos para combatir al virus de la COVID-19, pues actualmente no llegamos al 8%, a pesar de todas las personas que se están vacunando en los últimos días y que el virus, de momento, va mucho más rápido que nosotros dada la capacidad de mutación que tiene, existe evidencia científica, que cada vez que infecta a una persona, puede mutar, y que las ultimas variantes, como la brasileña y la india, son ya escurridizas a las vacunas de las que disponemos, de ahí la necesidad de aumentar el la celeridad de vacunación, pues estamos en una carrera contra reloj, de la que por el momento, y a pesar de todo lo que hemos avanzado y continuamos avanzando, el ¨bicho¨ va por delante, de ahí, que ya estamos a las puertas, de la que llaman la siguiente ola


Es preciso, también, no olvidar, que los ciudadanos no podrán elegir y través de las vacunas disponibles, de ahí que siento decirles a los ciudadanos que pretendan elegir, que como el resto tendrán que ponerse la vacuna que les toque, porque en esto si somos todos iguales, y las vacunas se administran en base a la evidencia científica de eficacia y la indicación que se considere para los diferentes grupos de edad. Y por supuesto, que a nadie se le ocurra ir a adquirir la vacuna en el mercado negro, pues ya se han detectado algunos fraudes de ventas de dosis falsas por las redes sociales, que, desde luego, denigramos pues no reúnen las adecuadas garantías y pueden ser perjudiciales para la salud de los ciudadanos.


Estas son las ultimas novedades, hasta hoy, en materia de vacunación, y animo a todos los ciudadanos a que se vacunen sin miedo, porque hoy por hoy, es la único arma que tenemos contra esta lacra que tanto daño esta haciendo a nuestra sociedad, que tantos seres queridos nos ha quitado, y que está haciendo tambalear nuestra economía. Por ello, en esta carrera contra reloj no podemos pararnos, tenemos que meter la primera e ir a ganar la batalla.


Imagen de - edad de niebla -


141 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo